TERCER PASO: ORATIO

Posted on julio 5th, 2020 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

 

Nuestras palabras son como son, son como nosotros, Dios Padre nuestro:

intentos, anhelos… realidades entre el querer y no poder.

Nosotros, nuestras palabras: manos alzadas en medio de la ciudad trepidante

y en estos tiempos tan extraños de pandemia, miedosa.

Alzamos las manos y los ojos: pero no sabemos si para defendernos de tu santidad y justicia

o para aceptar tus dones y tu deseo de salvación.

Nuestras palabras son como son: obra de manos humanas.

¿Realmente, hay palabras especiales o ricas o mágicas que lleguen mejor a Ti?

Tú eres bueno, y eres bueno con todos. Aunque a veces no nos lo creamos.

¿Realmente, nos creemos de verdad que eres bueno con todos

o deseamos que tu juicio severo caiga sobre aquellos que no son de los nuestros?

Los niños, los humildes, los que han recuperado, con tanta dificultad, la nueva inocencia

y se acercan a la limpieza de corazón saben a ciencia cierta cómo eres y a lo que aspiras

con nosotros y entre nosotros.

En este mundo tan hipercomplejo,

lleno de codicia y de falsedades

nos llenan de consuelo las palabras de tu hijo:

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”.

Estamos cansados de tanto ruido y tanta complejidad.

Estamos cansados de tanta palabra vacía dentro y fuera de la Iglesia.

Estamos cansados de tanta injusticia ante tanta muerte prematura evitable.

Estamos desgastados.

Estamos desconcertados.

Estamos, muchas veces, cercanos al hastío y al tedio.

Pero, aún así, no podemos callar.

Ni ante Ti,

Ni ante nosotros.

Ni ante el mundo.

El rescoldo de tu presencia es inextinguible.

Ese amor sobre todo amor,

ese don inimaginable,

nos convierte, de alguna manera,

en un síntoma de la presencia, la mirada y las manos

de tu misterio de tu amor.

Hoy queremos pedirte, en estos tiempos de pandemia,

por toda la humanidad,

y especialmente por todos aquellos

frágiles, marginados, empobrecidos.

Haznos instrumentos de tu voluntad de vida y de santidad para todos los que nos encontremos en la vida.

Haznos semilla de vida nueva y de esperanza tangible todos y cada uno con los que nos relacionamos en nuestro transcurrir cotidiano.

Haznos presencia que recrea y enamora porque realmente es lo que necesita este mundo,

envuelto en una crisis de crisis.

¡Cómo nos gustaría estar en silencio, aprender a estar en silencio, simplemente…

… estarse amando al amado!

Acudir a Ti, y ya está.

Pero no.

Nos envías a todos los confines del mundo.

Hay mucha tarea por hacer.

Hay muchos retos que afrontar.

Hay mucho cuerpo,

mucho corazón,

mucha biografía

que sanar,

que cuidar,

que acompañar.

Haznos como Tú,

que nos cuidas para que sepamos cuidar,

que nos acompañas para que sepamos acompañar,

que nos sanas para que podamos sanar.

En tu nombre,

en el nombre de tu vida,

en el nombre de tu Hijo,

Jesucristo,

Señor de la Historia,

Señor de la Vida,

Señor de todo lo bueno

que habita en el corazón

de todos y cada uno de los hombres.

Amén

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 5th, 2020 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ENFERMEDAD

(mujer, casada, jubilada, convaleciente, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

 

No se porqué con los años el evangelio me produce sosiego, este especialmente. Jesús no complica la vida, la hace más sencilla, más llana, somos nosotros quién la complicamos y enredamos. Además se nos ofrece como la fuente del descanso y nos pide cargar con su yugo porque es llevadero.

El origen etimológico de la Palabra  “yugo” proviene de la palabra griega “ɀuyóv” del verbo unir. De las distintas definiciones de la palabra “yugo” me quedo con la de: “herramienta generalmente de madera que se usa para unir dos animales por el cuello para hacer más llevadero el transporte de cargas pesadas.”  El símil es un yugo que requiere de dos, que une a dos para hacer llevadera la carga… ese es el yugo del que me habla este evangelio: Cristo y yo. En mi vida Él sujetando uno de los lados, en el otro yo. Unida inseparablemente a Él, caminado a su lado, compartiendo la carga, dejándome guiar, avanzando y deteniéndonos a la par.

¿Quién no se ha sentido alguna vez cansado, agobiado? ¿Quién no ha sentido alguna vez que  lleva una carga demasiado pensada?. Ese estar unida a Él me hace vivir la vida de una forma totalmente diferente. He experimentado  la gracia sustentadora de Dios en circunstancias difíciles. Sí, algunas veces esa carga se me ha hecho realmente pesada. En mi debilidad Él está a mi lado, me ayuda a soportarla, no podría ni sabría hacerlo sin su ayuda. ¡Que descanso saberlo junto a mi! ¡Que alivio reposar en Él!

PRIMER PASO: LECTIO

Posted on julio 5th, 2020 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

 

Lectura del santo evangelio según san Mateo 11,25-30

 

Soy manso y humilde de corazón

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. Sí, Padre, así te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo más que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on julio 5th, 2020 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on julio 5th, 2020 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

 (matrimonio, ambos trabajan 5 hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Si el día a día no te da para más.

Si querías coger ese libro al llegar a casa y te has encontrado con que tienes que improvisar como profe para ayudar con los últimos exámenes.

Si las cosas siguen sin arreglarse por la oficina

Si no te sale la preparación del próximo tema

Si ves que ya toca pero no hay manera

Si a estas alturas del año deberías estar disfrutando de esas vacaciones que habíais planificado con tanto esmero y no pudo ser.

Si has perdido tu trabajo como consecuencia de la crisis. Si estás en ERTE…

Si te preocupa ese problema de salud.

Si no te han tocado los primeros puestos.

Si… eso que tú sabes,

Ofrece esta semana tu situación al Señor y alégrate porque estás con Él. La cruz de tu vida, aceptada, se transforma en resurrección. Vive esta verdad con la paz de Dios.

PRIMER PASO: LECTIO

Posted on junio 28th, 2020 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

 

Lectura del santo evangelio según san Mateo 10, 37-42

 

El que no coge su cruz no es digno de mí. El que os recibe a vosotros me recibe a mí

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus apóstoles: «El que quiere a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; el que quiere a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí; y el que no coge su cruz y me sigue no es digno de mí. El que encuentre su vida la perderá, y el que pierda su vida por mí la encontrará. El que os recibe a vosotros me recibe a mí, y el que me recibe recibe al que me ha enviado; el que recibe a un profeta porque es profeta tendrá paga de profeta; y el que recibe a un justo porque es justo tendrá paga de justo. El que dé a beber, aunque no sea más que un vaso de agua fresca, a uno de estos pobrecillos, sólo porque es mi discípulo, no perderá su paga, os lo aseguro.»

TERCER PASO: ORATIO

Posted on junio 28th, 2020 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

 

Señor Jesús, tú eres la razón de nuestra fe.

Nos llamas para vivir en camino,

libres,

audaces.

Nos llamas para ser testigos,

auténticos,

humildes.

Nos llamas para evangelizar,

alegres,

fraternales

Señor Jesús, tú eres la razón de nuestra esperanza.

Nos llamas para ser instrumentos de tu reino,

eficaces,

humanos.

Nos llamas para cooperar con el inmenso potencial del despliegue de la vida,

cuidadosos,

compasivos.

Nos llamas para sembrar esperanza comprometida en nuestro día a día,

serenos,

solidarios.

Señor Jesús, tú eres la razón de nuestro amor.

Nos llamas para ser amigos de todos.

Nos llamas para ser hermanos de todos.

Nos llamas para ser servidores de todos.

Señor Jesús, tú eres la razón de nuestro compromiso.

Nos llamas a la libertad,

a romper con lo que haya que romper

para que todos tengan vida y vida en abundancia.

Nos llamas a la audacia,

para superar todos nuestros miedos,

nuestras pequeñeces,

nuestras justificaciones.

Nos llamas a salir de nuestros recintos intimistas,

cómodos,

reglamentados.

Lánzanos a tu Espíritu.

Impúlsanos a compromisos más fuertes.

Potencia nuestro sentido concreto del compromiso.

Abre nuestros ojos a las necesidades concretas de quienes rodean.

Sabemos que encontraremos la vida que sobrepasa la vida.

Sabemos que encontraremos la comunión sobre toda comunión.

Sabemos que beberemos las aguas de la justicia tuya,

justicia que es un amor sobre todo amor.

Señor, tú calmas nuestra sed.

Señor, tú nos das de beber.

Señor, tú nos sacias con tu presencia,

con tu santidad,

con tu misericordia.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 28th, 2020 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA DE LA VIDA

(mujer, soltera, trabaja, médico, pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical )

De momento este evangelio parece algo muy radical, muy duro, muy desconcertante, pero en realidad es algo que he experimentado en mi vida, si no pongo a Dios en el centro, como lo realmente importante y único, pierdo el tiempo, la vida, la salud y todo. Muchas veces he puesto la profesión de medicina como lo primero y pensando encontrar mi realización, mi perfección, sólo he encontrado disgustos, falta de reconocimiento, desilusión. No estaba la vida en conseguir la tesis, no estaba la vida en conseguir ser la que más cursos y máster tiene.  Porque era para MI vanagloria, no para gloria de Dios. Me encontraba vacía con esos objetivos. Mientras que cuando he puesto a Dios al centro de la profesión, todo encaja, pasa a ser una misión, no un trabajo que conseguir metas que no me llenan. En esa misión en el trabajo me siento feliz simplemente poder hacerla, sin necesitar reconocimiento, sin exigencias, con amor y gratitud a Dios que me regala el discernimiento en los diagnósticos, en los tratamientos, en las palabras de consuelo, en las palabras de aliento y de esperanza a los pacientes que haya que darles malas noticias, como un don, un regalo que me concede el Señor para dárselo a los pacientes. Realmente me llena, me da plenitud y sentido a mi vida.

DESDE LA ENFERMEDAD

(mujer, casada, jubilada, convaleciente, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

 

El Señor me pide optar por Él, pero no me está haciendo la prueba del algodón. Lo que me está pidiendo el Señor no es medir si lo quiero a él más que a los demás, como hacen mis nietos algunas veces cuando me preguntan “¿y tú a quien quieres más a mi o a …?”. En mi vida el Señor tiene su espacio especial y único, de la misma manera que cada uno de los miembros de mi familia o mis amigos tienen su espacio único, ninguno se superpone, ninguno es mejor que el otro, ellos me llevan a Dios a la vez que cada uno trae un poquito de Dios a mi vida.

¡Tantas veces tenemos que elegir a lo largo de la vida! y elegir es optar, y optar conlleva renunciar a algunas cosas frente a otras. Lo que me pide es que renuncie a todas esas personas o cosas que me separan de su amor.  Me pide que supere los límites que conforma mi familia para abrirme a los demás. Me pide no vivir centrada en mí y que le tienda la mano al prójimo. Me pide que no me acomode en mis seguridades mientras haya otros privados de los más mínimos derechos. Me pide que viva cada día con lo bueno y lo malo que se me presente de la mejor manera posible. Todo eso es lo que me pide y para hacerlo necesito esfuerzo, empatía, perseverancia, generosidad, sacrificio, bondad, nobleza, en eso es donde tengo que poner el acento, y progresar cada día.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on junio 28th, 2020 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

 (matrimonio, ambos trabajan 5 hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El que no coge su cruz no es digno de mí.

Qué gracia más grande es sentir que Dios es tu Padre, sentirte acogida y protegido por Él.

Cuando vives así, cuando sabes que Dios es el centro de tu vida, desde esa certeza eres capaz de acoger lo que venga. Y de encontrar lo bueno que tenga.

¿Nos apuntamos esta semana a revivir esa verdad? ¿a encontrar en las espinas la flor, o ante el muro encontrar el aprisco de las ovejas?¿seremos capaces de ponerle a la dificultad de esta semana, a lo que me aprieta, me quita el sueño, me agobia… el nombre de CRUZ? Sí, a llamarlo Cruz. Y ver en esa cruz una o varias oportunidades. Para empezar, nos sirve de pretexto para buscar el cobijo del Señor. Y además, posiblemente sea un camino para nuestra transformación. No de los demás, contemos con que el cambio tiene que venir de mí. Con esa dificultad posiblemente se me brinde la gracia de crecer en fe, de empezar de nuevo, de mejorar en algo, de sentar nuevas bases, de ver con otros ojos, de madurar como persona, igual hasta de abrir otros horizontes. Recibir esa gracia es coger nuestra cruz, porque la cruz es camino de resurrección, aunque parezca una contradicción.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on junio 28th, 2020 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

 

¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

« Página anteriorPágina siguiente »