PRIMER PASO: LECTIO

Posted on octubre 1st, 2017 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 21,28-32

Recapacitó y fue

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero.” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?»
Contestaron: «El primero.»
Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»


SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 1st, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin


¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

Dice el refrán que la confianza da asco. Aunque es un dicho popular, tiene algo de razón. Cuánto más confianza tienes con una persona, más fácil es para ti, dejar que sus asuntos no sean tan importantes, y menos problemas tienes para desairarlo o incluso, para enfadarte con él o ella, por cualquier causa, mientras que a los otros, no serías capaz ni de llamarles la atención por cuestiones más graves. Y esto lo decimos porque, en ocasiones, la familia y especialmente los cónyuges, precisamente por la confianza que se tienen, son los que más veces se dicen “no” entre ellos para atender otros asuntos. Aunque, también es verdad, que somos los primeros en arrepentirnos de haber dicho que no, y en seguida, recapacitamos, pedimos perdón, olvidamos siempre y allí estamos donde haga falta, juntos, acompañando a nuestra pareja, o donde sea necesario. Ojalá con la misma naturalidad, pidamos perdón a Dios y hagamos su voluntad.,

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

Al leer y meditar este texto, me llegó muy hondo la respuesta del primer hombre “no quiero”. Yo en alguna ocasión le respondí así al Señor, tenía miedo porque seguirle, cumplir su voluntad, trabajar por el Reino implica entregarse, sufrir porque se tocan realidades y situaciones que duelen pero sólo así se puede actuar como Él lo hizo, con com-pasión.
Dios respeta nuestros ritmos, Él fue trabajando mis trabas, mis dificultades, mis debilidades…
Actualmente estoy donde Él quiere que esté, en un lugar de frontera con realidades muy duras: niños/as que mueren, madres adolescentes, familias migrantes explotadas y sobreviendo como pueden… Y son precisamente ellas los que hacen visibles signos del Reino con su solidaridad, alegría a pesar de las dificultades, acogida…
Dios, como buen Padre, quiere lo mejor para nosotros, cumplir su voluntad es lo que nos hace tener una vida plena porque trabajamos para que todos y todas tengan vida y la tengan en abundancia.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, su pareja murió , dos hijas, enferma de cáncer, comprometida activamente con su parroquia)  

El texto del Santo Evangelio según San Mateo 21,28-32, me hace eco en la palabra “Voy Señor”. En medio de mi reto de salud en el cual llevo 5 años combatiendo el cancer he querido matenerme diciendole al Señor, Voy… Necesito estar cerca de los trabajos de la viña, necesito revestirme de El. Porque no puedo luchar sin sus fuerzas. Pero reconozco que me puedo comprometer y es mi mayor deseo pero la fatiga y los dolores de mi cuerpo en ocasiones no me ayudan a cumplir. Pero aun asi recapacito y vuelvo mi mirada hacia el Dios de la vida y me levanto para entregarme.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on octubre 1st, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Gracias, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
porque Tú no llamas cada día para estar junto a Ti,
trabajando en tu Reino de Vida, en medio del mundo.
Gracias, porque Tú nos llamas y nos envías a la Misión.
Gracias, porque Tú nos recuerdas hoy, y cada día,
la importancia de servirte a Ti, y a todos, con coherencia.
Te damos Gracias por tu infinita Paciencia y Misericordia
para hacernos entender cuál es tu Voluntad para nosotros.
Ten Misericordia de nosotros, y ayúdanos a ser dóciles,
y obedientes siempre a la Voz de tu Llamada.
No nos dejes caer en la tentación de la soberbia,
ni del orgullo, ni de la rebeldía, ni del egoísmo;
y ayúdanos a ser humildes, sencillos de corazón,
y siempre atentos y dispuesto a cumplir tu Voluntad.
¡Tú nos llamas Hoy porque tu Caridad urge en el mundo!
Transfórmanos Tú, Dios Padre nuestro Misericordioso,
en personas disponibles, y sin retrasar el trabajo,
para la tarea Evangelizadora en medio del mundo,
porque tu Amor y tu Misericordia nos urge hoy.
¡Que no se haga nuestra voluntad, sino la tuya!
Transfórmanos, Padre Bueno y Misericordioso,
en persona coherentes de palabras y de obras,
y fundamentando siempre nuestra vida cotidiana
en tu Palabra Viva, para cumplir tu Voluntad cada día.
Gracias por todos los dones que Tú nos regalas
para ponerlos a tu servicio y al de cada persona.
Gracias, Dios Padre nuestro, por el privilegio
que no das al poder trabajar en tu Viña cada día.
Ayúdanos Tú a ser siempre fieles servidores tuyos,
para así colaborar contigo, y sin cansancio,
en la Evangelización por todos los lugares mundo,
para que tu Buena Noticia llegue al corazón de todos.
Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on octubre 1st, 2017 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 1st, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
¡Qué mala impresión me da esa gente que, de primeras, te dice “no” a cualquier cosa que le pides…! Después, explicándoselo, cuando ven a otros que ven bien  tu propuesta, se animan, no lo ven tan mal y se unen al carro. Pero, qué rabia, ¿por qué no lo han pensado antes…? ¿por qué no se paran un poco y te dan un voto de confianza? ¿ necesitan tener todos los pros y contras bien analizados para dar el paso…?
Extrapolandolo a mi respuesta al Señor, me doy cuenta que digo “SÍ” sin fisuras cuando vienen “bien dadas las cartas”, sólo respondo de inmediato, con las tres premisas clave, SIEMPRE, ENSEGUIDA, CON ALEGRÍA, cuando las cosas van a mi favor, cuando todo va rodado, estoy bien de salud, no me causa dolor, no estoy cansado, todo sale a mi manera, como esperaba…¡pero eso ocurre pocas veces… y entonces?
Las cosas cambian cuando delante no veo el rostro de un prójimo, un hermano al que amar, sino el de alguien que viene a molestarme, a fastidiarme mis planes por que tengo que atenderlo a última hora… Yo creo que se me tiene que notar en la cara, por que falta esa chispa que hace, en esa relación, darle la dimensión sobrenatural que permite el poner el “Tú” antes que el “Yo”.
En la respuesta al Señor cojo como modelo a María. Ella creyó y escuchó la Palabra,¡ tanto que la llegó a hacer carne en sus entrañas!. Destacaría de ella dos cosas fundamentales que, al menos a mí, me ayudan para mejorar mi respuesta: tener fe, creer ciegamente en Dios-Padre misericordioso, salvador del mundo y tener confianza, es decir, tener la certeza de que el Señor todo lo permite para nuestro bien.
De esta manera, las premisas:
SIEMPRE: sea bueno o malo, visto a vote pronto, respuesta afirmativa, ¡sí quiero hacer tu voluntad!
ENSEGUIDA: ¡pa mañana no!, no me lo pienso una temporada y me regodeo en mi pena y mi dolor, cojo el toro por los cuernos ¡ ya!…
CON ALEGRÍA: es que si no es así, con el careto “avinagrado” ¿a quién vamos a conquistar para el Reino?. Para eso quédate en casita y sé un infeliz toda tu vida…
Oye, y que es de sabios rectificar, que la voz de la conciencia sirve para algo y, con humildad cambia uno su “repuesta mala”, pidiendo perdón, para empezar de nuevo, confiando en la misericordia del Señor.

 

PRIMER PASO: LECTIO

Posted on septiembre 23rd, 2017 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin



¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 20,1-16

¿Vas a tener tú envidia porque soy bueno?

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: “El reino de los cielos se parece a un propietario que al amanecer salió a contratar jornaleros para su viña. Después de ajustarse con ellos en un denario por jornada, los mandó a la viña. Salió otra vez a media mañana, vio a otros que estaban en la plaza sin trabajo, y les dijo: “Id también vosotros a mi viña, y os pagaré lo debido.” Ellos fueron. Salió de nuevo hacia mediodía y a media tarde e hizo lo mismo. Salió al caer la tarde y encontró a otros, parados, y les dijo: “¿Cómo es que estáis aquí el día entero sin trabajar?” Le respondieron: “Nadie nos ha contratado.” Él les dijo: “Id también vosotros a mi viña.” Cuando oscureció, el dueño de la viña dijo al capataz: “Llama a los jornaleros y págales el jornal, empezando por los últimos y acabando por los primeros.” Vinieron los del atardecer y recibieron un denario cada uno. Cuando llegaron los primeros, pensaban que recibirían más, pero ellos también recibieron un denario cada uno. Entonces se pusieron a protestar contra el amo: “Estos últimos han trabajado sólo una hora, y los has tratado igual que a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el bochorno.” Él replicó a uno de ellos: “Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia por que yo soy bueno?” Así, los últimos serán los primeros y los primeros los últimos.”

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Jesús propone una historia enmarcada en dos sentencias iguales: “muchos primeros serán últimos, y últimos, primeros” (19,30 y 20,16). Esa es pues la enseñanza.
La historia compara el reino de Dios a unos jornaleros contratados a distintas horas del día para trabajar en una viña.
El dueño, que reflejaría algo del proceder de Dios, ajusta con los primeros un salario de un denario -la moneda romana básica-, con los segundos “lo que sea justo”, mientras que con los posteriores no concreta.
El lector, y los trabajadores, pensarán que “lo justo” para los segundo -que es lo acordado-, sería lo proporcional según el tiempo trabajado al denario ajustado con los que trabajan todo el día. Para los demás trabajadores debemos pensar la misma “justicia”.
Pero el dueño de la viña no procede con esa justicia, sino con una “igualitaria”, que provoca las quejas de los primeros contratados.  El dueño les responder que ellos han recibido lo estipulado, con lo cual no se les hace ningún daño, y a los demás les ha entregado “lo justo” según el entender de quien se considera “bueno”.
En la historia precedente, la que conocemos por la del “joven rico”, Jesús declara que el “bueno” es Dios: “¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios” (19,17).
La justicia del que es el Bueno es diferente de la nuestra.
El dueños de la viña a su vez hace ver la actitud que se esconde tras la reacción de los primeros: su envida (literalmente “tu ojo malo”, 20,15 b)
.

 

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 23rd, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Mateo, en el Evangelio de hoy, nos da la verdadera dimensión de la generosa misericordia de Dios, en lo cual, para nuestro consuelo y esperanza, las Escrituras son pródigas y en muchas ocasiones no llegamos a profundizar en sus significados porque siempre o casi siempre la enjuiciamos bajo un punto de vista material y egoísta: “Yo, el primero, yo más que nadie, a mí me corresponde más…” y cosas por el estilo. Rara vez miramos estos relatos desde la postura de un padre, no digamos de El Padre Celestial, sino de un padre de aquí abajo; ¿todos los hijos se comportan, con respecto a los padres, de la misma manera?. Los que somos padres sabemos que no y a pesar de eso, todos ocupan un lugar en nuestro corazón y aún más el que más necesitado esté de protección y atenciones. ¿Cómo no va a ser infinitamente más misericordioso nuestro Padre Celestial?. En la primera lectura de hoy, Isaías lo dice bien claro, Dios se aleja, afortunadamente, del patrón humano, pues sus planes no son nuestros planes ni sus caminos nuestros caminos.
Nosotros que, por desgracia, fuimos educados religiosamente en el temor, como si Dios fuese un verdugo que nos estaba esperando, con el hacha preparada a la vuelta de la esquina, por si cometíamos alguna falta para segar nuestra vida y condenarnos al infierno eterno, tratamos de transmitir a nuestros nietos la imagen de un Dios-Padre generoso, amante de sus hijos, misericordioso, capaz como el buen pastor de dejar al rebaño por ir a buscar a la oveja perdida, ya que creemos que así se sentirán más llamados a imitarlo y permanecer en sus caminos.

DESDE EL TRABAJO
(matrimonio, ambos empleados de empresa; pertenecen a comunidad cristiana)  

¡Qué extraño y difícil me resulta este Evangelio cada vez que lo leo!
Está clarísimo, ¿cómo va a cobrar lo mismo el que apenas ha trabajado que el que ha sudado durante todo el día? Al Señor se le han trastocado las ideas…
Está claro que el que comenzó a primera hora de la mañana ha trabajado más, pero se ha centrado en esta idea, en el número de horas trabajando, y no ha pensado que quizás el que ha sido contratado a última hora puede llevar días sin encontrar trabajo y su situación sea muy complicada. Ni siquiera se ha preocupado por conocerlo.
Muchas veces me pregunto estas cosas respecto a mis compañeros. En mi empresa, aunque ya la situación está algo más regulada, aún queda gente que trabaja más horas de las contratadas, que trabajan en casa o incluso que comparan (exigen) con el trabajo que hacen los demás. Me pregunto si es por exigencia (propia o ajena), por su carrera profesional o por su situación personal.
Una amiga me contaba que el trabajo en América Latina parecía tener un matiz distinto. Allí eran mucho menos productivos, pero es que a cambio conocían a sus compañeros, tenían una relación humana. Aquí tendemos a ser muy productivos eliminando el tiempo dedicado a las relaciones personales. Y el trabajo es una parte muy importante de nuestra vida (no hay más que calcular el tiempo que le dedicamos) como para ser un tiempo deshumanizado.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on septiembre 23rd, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Bueno y Misericordioso,
porque Tú no llamas a trabajar cada día
en la Viña de tu Reino de Vida, que nos llena de tu Paz,
sin marginar a nadie y aceptando a todos por igual,
porque Tú nos amas y nos llamas sin condiciones,
para enseñarnos que todos somos necesarios
en la construcción conjunta de tu Reino de Amor,
y lograr transformar nuestro mundo en uno mejor.
Te damos Gracias, Dios Padre nuestro,
porque Tú eres Bueno y quieres que tu Bondad
brille en medio del mundo y en toda circunstancia,
aunque a veces nosotros no lo podamos entender,
para así enseñarnos a no sentir envidia de nadie,
y para que aprendamos a desear el bien de todos.
Ten Misericordia de nosotros y no nos permitas caer
en la tentación de sentirnos superiores a los demás
ni de creernos que merecemos todos los beneficios
que Tú no se lo regalas, tan sólo porque Tú nos amas.
Te damos Gracias, Dios Padre Bueno,
porque nos recuerdas hoy que tu Reino de Vida
es un Regalo que Tú nos ofreces incondicionalmente,
y nunca es una recompensa a nuestros servicios,
ya que Tú actúas siempre por Amor y Misericordia.
Recuérdanos siempre que el trabajar por tu Reino,
sirviéndote a Ti y a nuestros hermanos, cada día,
ya es el primer regalo que Tú nos haces,
pues así podemos sentir tu Presencia Divina,
que llena de sentido nuestra vida cotidiana,
y que nos ayuda a superar las dificultades, las dudas
y los sufrimientos que nos toca vivir en la vida. Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on septiembre 23rd, 2017 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

 

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on septiembre 23rd, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Vivimos en comunidad, gracias a Dios, y Él quiere que lo hagamos así y que nos santifiquemos de esta manera, salvo excepciones en vocaciones muy particulares. Pero esto no deja de ser duro, requiere de nosotros un esfuerzo por conquistar la libertad que realiza plenamente nuestra personalidad. Para ello, Jesús nos pide que trasloquemos completamente nuestros valores, quitándonos nosotros del centro del mundo y rechazando la búsqueda del interés personal. Os propongo algunos ejercicios:
1.- Saber callar por amor: callar ante quien nos ofende no es para nada debilidad, es grandeza y de la “güena”. Un silencio seco ante quien murmura no es cobardía sino el mejor reproche. ¡Qué cansino es el “sermoneo” y que atrayente llega a ser el amor silencioso!. Ponerle más palabras encima a quien viene lleno de dolor y problemas no será amarlo, sino desbordarlo.
2.- Experimentar la libertad que da, el no envidiar: la envidia, aparte de ser uno de los pecados más frecuentes y que más destroza una comunidad, es algo que se pena en vida, te corroe por dentro, no te deja tranquilo, observas con deseo, anhelas lo que no tienes… Trata, desde el “estar en Jesús”, de prestar más atención a las necesidades del otro, usemos nuestras energías para hacer felices a los demás Por este camino de liberación del egoismo, podremos crecer en humanidad y conquistar esa libertad. Todo es común, somos débiles o fuertes, según toque, por eso ni creernos más ni menos.
3.- El fin justifica los medios, aunque éstos no sean perfectos: en nuestras parroquias, en nuestras comunidades, el fin (evangelizar, recoger fondos, ayudar a los desfavorecidos, caminar en la fe…en definitiva hacer presente el Reino) requiere de mucha paciencia, mucha serenidad, contar hasta 10, disculpar siempre… Qué más da la incorporación de obreros de última hora, qué más da quien se lleve los apláusos, las flores… Sólo nos importa Jesús quien ve en lo escondido y ante quien daremos cuentas en su dia.

 

« Página anteriorPágina siguiente »