SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 29th, 2022 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA (Exhortacion posinodal “Amoris Laetitia”)

(mujer, casada, 3  hijos, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Mirar al cielo, pero con los pies en la tierra, creo que es una buena manera vivir. Mirar al cielo implica estar abiertos a lo que Dios quiere de nosotros, estar en conexión con Él, esperar en su promesa, sabernos de allí aun viviendo aquí, ser conscientes de cuál es nuestra meta…; pero, sobre todo, saber mirar bien al cielo implica crear un cielo aquí en la tierra. Si cada día de nuestra vida fuéramos capaces de construir un trocito de cielo a nuestro alrededor, el cielo de arriba, ese que anhelamos los que creemos en la Resurrección, estaría cada vez más cerca.

Me imagino a Jesús ascendiendo a los cielos, y nuestra familia a sus pies, recibiendo su bendición y a la vez mostrándonos el camino para llegar arriba, el camino de la santidad, ese al que todos estamos llamados desde el Bautismo.

DESDE LA PAZ

(Mujer, soltera, pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

Lucas en el evangelio de hoy, nos muestra que Jesús «se separa de sus discípulos subiendo hacia el cielo». Estos tienen que aceptar con todo realismo la separación: Jesús vive ya en el misterio de Dios. Pero sube al Padre «bendiciendo» a los suyos. Sus seguidores comienzan su andadura protegidos por aquella bendición con la que Jesús curaba a los enfermos, perdonaba a los pecadores y acariciaba a los pequeños. 

Terminada la presencia histórica de Jesús, vivimos «el tiempo del Espíritu», tiempo de creatividad y de crecimiento responsable. El Espíritu nos da luz y aliento para ir buscando caminos siempre nuevos para reproducir hoy su actuación. Así nos conduce hacia la verdad completa de Jesús.

Si hacemos la lectura de este texto desde la paz, encontramos que la creatividad y el crecimiento personal y colectivo, son elementos fundamentales para la construcción de la PAZ en la sociedad. Si analizamos la situación mundial encontramos que existen muchas personas en situación de vulnerabilidad por diferentes razones: guerras, desigualdad, pobreza multidimensional, discriminación, violación de los derechos fundamentales, invisibilidad, exclusión, entre otras. ¿Cómo pueden salir estas personas de su condición de vulnerabilidad y pasar a la dignidad de hijos de Dios? 

Para responder a esta pregunta voy a compartir el proceso organizativo de las comunidades afrodescendientes del Medio Atrato, Chocó, Colombia. Como equipo misionero despertamos en ellos su fuerza organizativa, porque un pueblo que ha logrado superar tantas dificultades y situaciones de muerte a lo largo de la historia, es porque ha desarrollado un grado alto de organización. De igual manera se reconoció su dignidad de hijos de Dios, y por tanto merecedores de los mismos derechos que el resto de la población colombiana. Hoy en día la organización Cocomacia (Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato), cuenta aproximadamente con 800.000 Has tituladas colectivamente, 124 consejos comunitarios locales (comunidades) y 40.000 habitantes. 

Este logro fue el resultado de mucha creatividad y de un crecimiento personal y colectivo que los llevó a resistir los embates del conflicto social y armado y a construir propuestas de vida, contenidas en su Plan de Etnodesarrollo.  Es lo que llamamos resiliencia, es decir, la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y adaptarse a la nueva situación pensando en un mejor futuro para todos. 

La creatividad y el crecimiento personal y colectivo lleva a empoderar a la población empobrecida para superar la vulnerabilidad y lograr el disfrute de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Todo ello es posible gracias a la presencia del Espíritu Santo en el mundo, que Jesús nos dejó como acompañante para darnos fuerza, sabiduría y amor, a fin de continuar la acción liberadora de Jesús en el mundo.

Post a comment