DESDE LAS RELACIONES PERSONALES

Posted on junio 25th, 2009 in > DESDE LAS RELACIONES PERSONALES by admin

(matrimonio,trabajan ambos, pertenecen a grupo cristiano)

¡Cuánto nos dice este Evangelio! Vivimos en una sociedad que nos invita a ser autosuficientes, independientes, eficaces, productivos… A veces en nuestras relaciones con los demás, casi sin darnos cuenta, nos vemos salpicados de estas actitudes. En ocasiones, vemos que el que está a nuestro lado “está en las últimas” y no me refiero a lo físico fundamentalmente, sino por las “enfermedades del alma”. Y con nuestra ayuda, queremos ser efectivos, eficientes, obtener resultados por nuestros propios medios, a ser posible de manera inmediata… Sin embargo, todos nuestros intentos fallan, han sido nulos. Como somos “gente de bien”, seguimos queriendo cambiar la situación. Queremos hacerlo por nosotros mismos, utilizando nuestras fuerzas humanas. Pero nos sentímos impotentes porque no vemos más medios a nuestro alcance, ni sabemos qué más hacer… Siempre se nos olvida acudir a lo más importante, a la FE. Se nos olvida “echarnos a los pies del Señor rogándole con insistencia” para que sea Él quien cure y de vida. Se nos olvida hacerlo desde el primer momento, en todo y para todo. Se nos olvida aunar nuestras fuerzas a las suyas en cualquier situación y no solo en el momento “extremo”, cuando nos vemos al límite, desbordados.
Él es el que debe decir “levántate”. Nosotros solo tendremos que “dar de comer” para que las fuerzas de aquel que está a nuestro lado permanezcan.
Acerquémonos por detrás al Señor. Tratemos de tocar su manto… Porque solo con rozarlo, quedaremos curados de nuestros “flujos de autosuficiencia”, que solo nos conducen a la mediocridad. Él nos dejará ir en paz y con “salud”. Pidamos que nuestra fe, nos cure. Y que sea ella la que guie nuestras acciones, en nuestra relaciones personales.

Post a comment