ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 31st, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Cuando sintetiza Jesús su mensaje, es como que te remueve por dentro. A veces nos inventamos historias, leyes, preceptos, métodos, beneplácitos e indulgencias, incluso llegamos a reconocer la voluntad de Dios para otras personas (qué herejía más grande, en nombre de Dios queremos implantar nuestra verdad…), no somos capaces de reconocerla para nosotros y qué pronto, en su nombre, le decimos a los otros lo que deberían hacer…para matarnos!!.

Jesús viene hoy a derrumbar todos nuestros montajes, viene a decirnos: oye, déjate de gaitas y de inventos, esto es así y así, confróntalo, ¿estás, con eso que estás haciendo, amando a Dios por encima de todo? ¿Estás amando al prójimo, o te estás amando a tí mismo o lo haces por tus intereses?

La Palabra de este domingo nos invita a centrar nuestra vida en primer lugar en Dios Padre y en segundo lugar en el prójimo como medio para llegar a Dios, y es que el dicho: rezando pero con el mazo dando, no falla. No puedes decir amo a Dios sobre todas las cosas cuando ignoras al prójimo que está sufriendo a tu lado. No se pueden levantar muros para protegernos de quienes parecen amenazar nuestro bienestar, en lugar de construir puentes para encontrarnos.

Jesús, como sabe que somos muy torpes y que nos podemos quedar mirando a las nubes, embobados diciendo cuánto queremos a Dios, nos ofrece la posibilidad de llegar a Dios, aterrizando, siendo concretos, por medio del amor al prójimo.

No es difícil descubrir en nuestra vida experiencias de amor hacia los demás que nos han permitido disfrutar de efectos insólitos, incluso inesperados. La paz, el corazón lleno de amor, de alegría, de luz…Cuando te sientas alejado de Dios, cuando te sientas deprimido, desilusionado, decepcionado, haz la prueba, ponte a amar desinteresadamente, verás como, en poco tiempo, Dios se hace presente en tu vida.

A menudo me recuerdo a mí mismo, incluso en mi relación con mi esposa:

EL AMOR NO ES UN SENTIMIENTO, ES UNA INTENCIÓN. Por tanto, para decir amo a Dios sobre todas las cosas, con toda tu mente, con todo tu ser, despojémonos enseguida de todo aquello que nubla nuestra mente, que difumina nuestra meta, que hace compartir objetivos, pongámonos a amar de verdad a los demás y habremos entendido de una vez por todas lo que Jesús vino a revelarnos.–

Post a comment