DESDE EL VERANO

Posted on agosto 1st, 2021 in > CRISTIANOS EN VERANO by admin

PRIMER PASO: LECTIO

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Mateo 20,20-28

En aquel tiempo, cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús. Al encontrarlo en la otra orilla del lago, le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo has venido aquí?»; Jesús contestó: «Os lo aseguro, me buscáis, no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros. Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre; pues a éste lo ha sellado el Padre, Dios.» Ellos le preguntaron: «Y, ¿qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?»  Respondió Jesús: «La obra que Dios quiere es ésta: que creáis en el que él ha enviado.» Le replicaron: «¿Y qué signo vemos que haces tú, para que creamos en ti? ¿Cuál es tu obra? Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: «Les dio a comer pan del cielo.»» Jesús les replicó: «Os aseguro que no fue Moisés quien os dio pan del cielo, sino que es mi Padre el que os da el verdadero pan del cielo. Porque el pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo.» Entonces le dijeron: «Señor, danos siempre de este pan.» Jesús les contestó: «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed.»

Los seglares que comentan el Evangelio cada domingo, se toman un descanso. En Septiembre se reanuda el servicio habitual.

En AGOSTO ofrecemos cada semana un comentario realizado mientras se disfruta de las vacaciones y en referencia a ellas.

DESDE EL VERANO

(hombre, casado, tres hijos, trabaja, de vacaciones en agosto)

Es difícil comenzar los comentarios del evangelio, desde la perspectiva del descanso, cuando me hallo en el despacho finalizando un mes complicado de trabajo. Sin embargo es reconfortante parar un rato, y leer la palabra. Hoy me quedo con la primera parte del evangelio, con la actitud de búsqueda de aquella muchedumbre. Me pregunto si hemos dejado de buscar. A veces cuando paro, me siento así, caigo en la cuenta que el día a día se convierte en rutina y que estoy centrado en el pan de este mundo. ¿Buscamos? ¿Salimos al encuentro de Dios? ¿Nos preocupamos por ello? Me gusta esa actitud de esa “gente” del evangelio, salen a buscar a Jesús con fe y le preguntan, no se quedan callados, quieren respuestas para seguir adelante y dar sentido a todo. Se acercan días de descanso, aprovechemos para volver a buscar, salgamos al encuentro de Dios, en todo y para todos. Comamos el pan de la verdadera vida y retomemos el camino. Él siempre está ahí a la espera y cerca de cada uno de nosotros, un abrazo.

Post a comment