SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 18th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (2009)

(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)

¡Qué gusto da rezar con los niños la oración de la noche! Ya, acostados en sus camas, hasta el que ha dado más guerra durante el día se reconcilia: ¿Verdad que mañana vas a ser bueno? Si. Pues díselo a Jesús. Lo bonito es que siempre contestan que sí. El sencillo gesto de dar las gracias por las cosas buenas que han hecho o disfrutado durante el día, el pedir perdón y querer ser mejores, dar las buenas noches a Jesús y a la Virgen, hacen que tengan un mejor descanso. Y, aunque los padres no tengamos vacaciones, seguro que podemos conseguir una tarde sin tele; un paseo por el parque; subir a la azotea del edificio a contemplar las estrellas, las nubes o la Luna; un espacio sereno y rezar en familia. Y dar gracias a Jesús por ser nuestro Pastor y pedirle que nos enseñe a compadecernos del otro, “a llorar con los que lloran y a reír con los que ríen”,

 

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

La imagen de la oveja y el rebaño es muchas veces utilizada para caricaturizar el seguimiento de Cristo, y reducir al creyente a la categoría de borrego. ¿Qué le pasa a una oveja cuando se libra del yugo opresor del pastor que siempre está prohibiendo, y diciendo lo que hay que hacer?

No tiene un rumbo fijo. Todo lo que produce (lana) a nadie aprovecha. Está a merced de los lobos. No tiene nadie que la cuide y le de un techo y alimento. Está sola fuera del rebaño. No tienen nadie que la guíe por los caminos ni tampoco que la socorra en caso de estar en apuros. Nadie ungirá su cabeza con aceite para evitar que los insectos la torturen.

A lo largo de nuestra vida hemos ido creando círculos virtuosos como la parroquia, nuestras comunidades, nuestras amistades. Es difícil que una persona que sigue a Jesús esté cómodo en ambientes contrarios al evangelio y eche raíces allí. Eso hace que nuestra visión de los hombres que nos rodean esté bastante sesgada.

El lugar de trabajo es uno de los ambientes más fabulosos para entrar en contacto con esas personas que nunca tendríamos a nuestro lado (o que nunca nos tendrían a su lado si pudieran) y vivir de primera mano la humanidad real en compañeros, jefes y clientes. Y a poco que se mire, sobreabundan las ovejas sin pastor.

Si somos capaces de abstraernos de las labores diarias, nos pasará como a Jesús, que vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor, y encontraremos una gran misión en ponernos a enseñarles con calma.

Post a comment