SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 17th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

 

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, jubilada, colaboradora voluntaria en misiones populares)

«Así tendréis ocasión de dar testimonio «

Al meditar en este texto de la Palabra, compruebo el parecido que tienen la época en las que Jesús las pronunció y las características del mundo en las que vivo hoy en la actualidad…

Frase por frase, la coincidencia de ese mundo y éste otro, es de un paralelismo tan real, que al leerlas y meditarlas, para saber que me está diciendo con ellas el Señor, aquí y ahora, hace que busque en mi interior una respuesta a esos avisos, a esas enseñanzas, para no equivocarme y tener cuidado.

Veo con claridad, que el tiempo siempre es el tiempo de Dios, y que no tengo que confundir, como hicieron los judíos, el amor a Jesús, templo vivo del Padre, con una obra maravillosa, pero perecedera, que era el orgullo de Israel…Su templo.. Que hasta el mismo Señor lloró por él, sabiendo que sería destruido algunos años después.

Tu Palabra, en el ambiente que me rodea, centra toda mi existencia y sobretodo la misión y compromiso de vida, como persona que quiere seguirte y estar muy atenta a tus señales, porque tengo muy claro que me pides que de testimonio de  Ti Señor, en todo momento, en cualquier circunstancia …sean buenas o sean malas.

Seguirte no es fácil, ser testigo del Amor que nos has revelado y vivirlo en plenitud en ambientes tan descreídos…y a veces muy hostiles a lo que Tú eres, Hijo de Dios, me hace depender de Ti, de tu ayuda, que aunque sé que no me va a faltar, pido esa Sabiduría, la Tuya no la mía, para perseverar y dar «testimonio» de mi misión como creyente comprometida, y sé que en todas las dificultades que se presenten o los problemas que surjan, debo estar tranquila y confiada, pues Tú has dicho «que ni un cabello de nuestra cabeza se perderá » y con fe y con «paciencia» salvaremos la vida y el alma. «Estar viva  en Él», nos dice el Evangelio; y ello hace que mi confianza en su amor llene cada momento de mi existencia y me hace creer firmemente en mi propia resurrección en cuerpo y en espíritu, y en un encuentro personal y definitivo en plenitud con Dios para siempre, por toda la eternidad …Creo en su Palabra.

DESDE LA MISIÓN

(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)

No tengáis pánico.

Al meditar este texto, enseguida se me ha venido a la mente todos los conflictos bélicos, sociales… e incluso los desastres naturales que día a día vemos u oímos en las noticias. Y Jesús nos dice, no tengáis pánico. Pero siento que esto no quiere decir que nos quedemos indiferentes, paralizados…

Casi todo lo que ocurre es consecuencia de nuestro modo de actuar, relacionarnos. A pesar de que hoy en día viajamos más, tenemos acceso a mucha y variada información… lo cual nos debería hacer más abiertos al otro, al diferente, ser más críticos…, cada vez nos volvemos más radicales, más cerrados en nuestras ideas, creencias.

Y con ello, no estamos valorando la Creación que Dios nos ha regalado. Lo bello es la diversidad, ella da color y nos complementa.

Jesús nos habla, nos llama a ser diferentes, a ser testigos suyos, a ser testimonio de los valores del Reino: misericordia, comprensión, diálogo, solidaridad, acogida, responsabilidad., gratitud…

Siento que tengo que empezar por lo más cercano, con mi familia, amistades, conocidos… escucharles, comprenderles, acogerles, agradecerles. No cerrarme en lo mío, sino abrirme a los demás, con sus diferencias, para ir colaborando en el proyecto de Dios.

Post a comment