ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 27th, 2019 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

 

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 2 hijos, él trabaja el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En esta parábola vemos dos actitudes diferentes en la forma de situarnos ante Dios y ante los hermanos.

El publicano se presenta ante Dios, tal cual es, sin caretas ni adornos, sin justificarse, confiando en Él. Dios nos ama a cada uno como somos, con nuestras riquezas y debilidades. Solo desde lo que somos podemos llegar al Padre. El publicano se acerca a Dios, con su actitud humilde al reconocerse culpable, pecador.

El fariseo tiene una actitud prepotente y autosuficiente. Es egocéntrico. Juzga al otro, le desprecia. Se ha colocado unas “gafas” que le hacen no ver a los demás como iguales a él, y le incapacita para que su oración llegue hasta Dios.

¿Cómo nos presentamos nosotros ante Dios?

Nuestro actuar puede o debe ir encaminado a profundizar en nuestro yo, a descubrir qué tenemos de fariseo o de publicano, para poder renovar, mejorar…nuestra vida y nuestra forma de presentarnos ante Él.

“Señor, ten compasión de mi”. Solo desde la misericordia de Dios, con nuestra confianza en Él podremos encontrar la humildad para comenzar nuestra renovación desde abajo, removiendo desde los cimientos. Solo así podremos ser enaltecidos, tener una vida plena, una realización plena…

No se puede cambiar ni mejorar la sociedad, el mundo en el que vivimos sin cambiarnos a nosotros mismos. Tomemos en serio este cambio y esta mejora. Y una vez que reconozcamos quienes somos, pongámonos ante Dios y pidámosle perdón, con humildad como el publicano, por todo lo que no hacemos bien. Iniciemos desde aquí nuestro camino de transformación.

Post a comment