DESDE LAS RELACIONES PERSONALES

Posted on enero 22nd, 2009 in > DESDE LAS RELACIONES PERSONALES by admin

(matrimonio,trabajan ambos, pertenecen a grupo cristiano)

Marchar tras de Él. Sin pensárselo dos veces, dejándolo todo. Para ir tras de alguien en esas condiciones se debe ver algo muy especial en esa persona, algo que te admira, que te sorprende, que te hace sentir bien…
Cuando veo el rechazo que sufre en nuestro mundo la Iglesia y casi todo lo que tiene que ver con ella, siempre me planteo cuánto debo estar fallando, cuánto debemos estar fallando. El mensaje de Jesús es apasionante a la par que rompedor. Pero me planteo que nadie confiará en Él, si nosotros con nuestras actitudes, vida y comportamiento, no demostramos la grandeza del mismo. Es en las relaciones con los demás dónde podemos y debemos mostrar la transformación que Jesús y su Palabra obran en nosotros. Hemos de ser valientes para dejarlo todo. ¡Qué difícil nos resulta no entrar en la mediocridad que nos lleva a pasar desapercibidos!… El Reino de Dios está cerca. Lo tenemos al alcance de nuestra mano. Retumba en mis oídos la palabra conversión. No puedo mostrar que creo en Jesús, en mi relación con los demás, con palabrería. Son los hechos, los que avalarán mi creer. Y solo desde esos hechos, podremos tal vez conseguir que otros sigan su mensaje, porque verán que vale la pena. “Creed en el Evangelio”… Se que en ese creer no valen las medias tintas, no vale ser uno más que pasa desapercibido, que acalla su conciencia con pequeñas acciones, que le hacen sentir “buen cristiano”. Sé que ese creer implica mucho más. Y eso me escuece.
Confío en Ti Señor. Ayúdame a verte en el hermano, ayúdame a llevarte al hermano.

Post a comment