SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on mayo 5th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.
DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

( matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)  
Jesús se aparece en la cotidianidad, en los momentos más sencillos y es más, es capaz de confiar en aquél que un día traicionó. En el día a día de nuestra vida, en nuestras tareas, en nuestras rutinas, en las comidas, en las cosas más sencillas de una familia es donde encontramos signos de su resurrección. Cuando los hogares, cuando los matrimonios, cuando las familias, viven en comunión, en alegría, con sencillez, allí está el Señor, pero ninguno nos atrevemos a decirlo. Además Jesús le pregunta algo tan maravilloso como si lo quiere, si lo ama. Cuántas veces preguntamos a nuestro cónyuge si nos quiere. Y cuánta veces nos “quitamos de encima” a nuestro esposo o esposa, diciéndole que sí a regañadientes, pero qué bonito, es decir, muy a menudo que amamos a la persona, no sólo sentirlo, sino decírselo, repetírselo.



DESDE LOS ABUELOS
( matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Señor, Tu conocimiento del ser humano es absoluto. Hubo discípulos que te siguieron hasta el pie de la cruz y Tú otorgas tu máxima confianza al que te negó tres veces, haciéndole repetir otras tres veces que te quería, aflorando, desde lo más profundo de su corazón, la tristeza por tu aparente falta de confianza en él y por la vergüenza de las tres negaciones anteriores. Con qué amor y con qué ternura nos llamas la atención de nuestros desamores y desvíos. Ahí radica nuestra confianza, en tu amor sin límites. Aun sabiendo que te hemos negado, no tres veces como Pedro, sino cientos de veces pero, como Pedro, con la tristeza en nuestro corazón te decimos que te queremos, que queremos quererte, desde lo más profundo de nuestro ser, a pesar de nuestras infidelidades y te pedimos que sepamos transmitir a nuestros nietos ese deseo de amarte, a pesar de nuestras imperfecciones, que las verán, pero que la demostración, con obras, de ese amor supla a esas imperfecciones. Que vean, también, nuestra fe y confianza en ti, aunque a veces, según el criterio humano, parezca que nos abandonas. FELICES PASCUAS Y QUE LA SEMANA SEA, PARA TODOS, PLACENTERA.
 
 
DESDE EL TRABAJO
(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)


Jesús se aparece de distintas maneras. Nos hemos acostumbrado a un Dios que se aparece a demanda, y casi siempre para corroborar lo que hacemos o para aliviarnos como una especie de terapeuta. Pero el encuentro con Dios real es temible. Porque es inesperado en su forma y sus consecuencias. Solo el que le ama profundamente es capaz de reconocerlo fuera de lo esperado. Cuando lo descubren ya no se atreven a preguntarle nada.
Y cuando uno tiene el valor, le viene a recordar sus traiciones, a sanarle a costa de una entrega total, y a predecirle un futuro pleno y fatal.
Pues en la vida laboral, es en los lugares dónde más reprimido lo tenemos. ¿Quién se atreve a invitar a este desconocido temible e imprevisible a la oficina? Con lo ordenada que la tenemos.

Post a comment