SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on marzo 3rd, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.
DESDE LA JMJ 2019

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes, participa en JMJ Panamá 2019)  
Un error en el que podemos caer aquellos que vivimos la experiencia JMJ es sentirnos muy sabios ante los demás jóvenes que no pudieron ir o vivir la experiencia.  Podemos llegar a sentir que por vivir y escuchar las enseñanzas que allí se impartieron tenemos la fe resuelta, incluso podemos llegar a decir que no necesitamos más. Sin embargo, aún tenemos la vista nublada, ya no somos ciegos, pero aún vemos borroso, es por eso que hace falta preparación, mucha formación. Esta experiencia ha de ser el motor que nos impulse a conocer más de Dios y de la iglesia, para que con el tiempo, podamos llegar a ver más claro el camino que Dios quiere que recorramos, y poder acudir a aquellos jóvenes que necesitan de nosotros, y hacer así la misión que Él mismo nos pide realizar.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

«Esta vida no es LA VIDA» Esta frase me la enseñó una amiga. Llenamos nuestra cabeza con todo tipo de cosas importantes y no nos paramos a mirar nuestra alma. La  montaña rusa de los sueldos, los compañeros, los problemas en el trabajo, la hipoteca, los gastos, los niños, ahoga como si fuera un pesado sueño, un despertar que no queremos. Y lo posponemos una y otra vez hasta que nos persigue y arrincona en cada encuentro con Dios.
¿Qué nos impide viajar ligeros de equipaje? ¿Por qué no disfrutamos de una santa indiferencia para lo que nos suceda, el lugar dónde vivamos, la gente que tengamos a nuestro lado y durante cuánto tiempo, o las incomodidades que tengamos que atravesar durante estos pocos años que pasamos en esta tierra?
La eternidad provoca vértigo. La llamada a la santidad rechazo. El saber que tocará despertar a otra vida, y rendir cuentas, nos hace avergonzarnos de lo poco conseguido porque tenemos la incómoda intucion de que hay un potencial infinito que estamos desaprovechando. Preferimos dormir con nuestros sueños que despertar al sueño de Dios.
Y nos fijamos en lo externo, ciegos a nuestra vocación, buscando excusas. En lo que hacemos nosotros y lo que hacen otros, Con los infinitos y voluntariosos intentos de luchar contra lo que se ve ya tenemos evasión espiritual suficiente para no dar el salto de fe que nos pide Jesús: Renunciar a lo que somos para ser cómo Él.
Y ser cómo Jesús, lejos de ser una expresión «de catequesis», tiene implicaciones prácticas terribles. Jesús no tenía tu cultura, ni tus experiencias, ni tus conocimientos, ni tus miedos, ni tus orgullos, ni tus planes, ni tus seguridades, ni nada de lo que ha ido formando tu ser, normalmente con mucho esfuerzo. Jesús es otro. Ser cómo Jesús, es ser como alguien diferente.
Irse desprogramando de todo lo adquirido en esta vida terrenal y afrontar desnudo de historia una vida de consecuencias desconocidas por amor da pavor. No se trata de hacer cosas diferentes en tu vida, se trata de dejar que Jesús sea el que haga algo con tu vida.

Post a comment