SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 20th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA JMJ 2019

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes, participa en JMJ Panamá 2019)  
Muchas veces en el camino se llena tanto de dificultades, que se nos pueden llegar a caer los ánimos de seguir. Así me imagino se sentía aquel novio en la boda, al saber que se había acabado el vino. Sin embargo, Jesús no nos falla, Él tiene una tarea para cada uno, y mientras cumplamos con nuestra misión, sabiendo que Él siempre nos acompaña, no debe haber temor en nosotros. En algún punto del camino puede parecer que se acaba el vino, pero Él mismo nos manda a buscarlo sin que nos demos cuenta, y nos entrega algo mucho mejor de lo que nosotros mismos pudiésemos haber preparado. Por eso, estemos atentos a su llamada, y no vacilemos a la hora de hacer las cosas de Dios.


DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijas, empleado de empresa; el matrimonio pertenece a comunidad cristiana)

En este evangelio Jesús se encuentra en una situación que no se esperaba; la circunstancia de quedarse sin vino puede parecer un hecho sin la importancia suficiente como para que Jesús actúe poniendo solución al problema, sobre todo porque rompe sus planes. Pero resulta que ante esta situación y porque se lo piden, realiza su primer milagro.
Él cambia sus planes por las circunstancias, aunque no parezca de importancia, y porque se lo piden (¡no se lo va a negar a su madre!).
Es posible que en nuestro trabajo nos surjan circunstancias inesperadas y posiblemente carentes de importancia, al menos para nosotros, que nos alteren los planes, pero quizás es que debamos cambiarlos.
En mi empresa la mayoría de los empleados realizamos tareas más o menos rutinarias, pero siempre el tiempo es un factor primordial, nunca te dan el tiempo que necesitas. Y en éstas puedes ser interrumpido por un compañero con dudas, por un becario que no sabe cómo hacer algo o por cualquier otro motivo que en principio puede resultar molesto y carente de importancia en tu día laboral. Pero es que puede ser que deba darle más importancia que al resto de la jornada.
Y es así como hay compañeros que por mucha carga de trabajo que tengan siempre dedican una palabra amable y un gesto de ayuda a los demás.

Post a comment