SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 6th, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin


¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.


LA ESPERANZA DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar, voluntario con personas sin hogar)  

 Los Reyes Magos de Oriente, guiados por la estrella, encuentran al niño, lo adoran y le ofrecen regalos. Más de dos mil años después seguimos celebrando este acontecimiento pero, ¿de forma cristiana? Seguramente nos habremos hecho esta pregunta muchas veces, especialmente cuando hay niños en una familia. En la mía, de hecho, son habituales las “charlas reflexivas” con los abuelos y tíos en estas fechas, para hacerles caer en la cuenta de que nuestros hijos son unos afortunados y que no necesitan verse sobrepasados de regalos para sentirse queridos. Tal es así que, a pesar de que son aún pequeños y conservan intacta la inocencia de la noche mágica de Reyes, son conscientes de que no todos somos visitados por Melchor, Gaspar y Baltasar, pues desde muy pequeños han vivido con normalidad la relación de sus padres con algunas de las personas que viven en la calle y saben que llevamos vidas muy diferentes y no pasamos las dificultades que sufren ellas. Como decía alguien, la vida se ve de una forma muy distinta dependiendo del “dolor con que se mira” y esto es algo que hemos querido inculcar a nuestros hijos desde que han tenido edad para ello. Realidades de dolor y sufrimiento, por desgracia, hay muchas, pero la de las personas sin hogar, si no la invisibilizamos, está en nuestro día a día y clama por gente que le dé voz y exija que se haga justicia y se restituyan tantos derechos conculcados. Feliz y cristiana noche de Reyes.



LA NAVIDAD DESDE EL MÁS PEQUEÑO DEL HOGAR

(mujer, casada, un hijo de un año, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

Cuando tienes un niño pequeño es habitual tener conversaciones con otros padres sobre ellos. En estos días de Navidad, unos amigos nos contaban que su hijo de 4 años no paraba de hacerle preguntas sobre los Reyes Magos, sobre la mirra, la estrella, el niño y el pesebre… pero sobre todo, de Herodes porque no entendía que alguien quisiera matar niños y menos que quisiera matar a Jesús. Me hizo pensar que en la lógica de los niños (la lógica del Reino, por otro lado), la maldad de Herodes no tiene sentido. Pero también me hizo pensar que en la realidad del mundo aún hay gente que como Herodes quiere que Dios no “entre” en la vida de los hombres porque eso supondría perder el control y el poder.
Estamos deseando explicarle a nuestro hijo todas las bellas tradiciones de la Navidad pero no queremos que se queden solo en tradiciones. Poco a poco nos gustaría que entendiera que, como en aquel tiempo, aún hay personas a las que nos les interesa que Dios nazca (como Herodes)… pero que también aún hay personas que buscan a Jesús y desean darle lo mejor que tienen (como los sabios de Oriente).

Post a comment