SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 25th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin


¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(mujer, casada, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

 

¿Quién es el rey en la familia? El más pequeño, normalmente, es el que se lleva los favores, las atenciones, los cariños. Hay veces que los reyes o reinas de la casa, es la persona única según su sexo, por ejemplo, una madre cuando todos son varones en casa, o el hermano entre hermanas, o el padre frente a esposa e hija; a veces el rey de la casa y ojalá sean muchos estos casos, el abuelo o la abuela, al que cuidar, al que acoger y proteger. O hay ocasiones, por enfermedad, por cumpleaños, por ser días especiales, por cambios vitales, un miembro de la familia se convierte en el rey de la casa. Estos son los reyes.
Pero, ser rey según Jesucristo, no es como lo entendemos en este mundo, o en nuestra casa, rey no es quien se lleva el privilegio, rey no es quien lucha por quedar primero, rey no es quien quiere destacar. El reino es el de la verdad, el de la justicia, el de servicio, por lo que es rey quien sirve a los demás, quien se preocupa por ser el último para que el otro, especialmente el que más sufre, sea el primero.
Nos gustaría como familia, educar a nuestros hijos en el amor, en ser lo más serviciales, en no esperar que nos lo hagan todo, en estar más pendientes de los más débiles. Es verdad que no siempre nuestros hijos son así, porque los convertimos en pequeños reyes, en pequeños tiranos, con derecho a todos los privilegios, pero es tan importante y en esto como padres, como esposos, estamos trabajando duro: poner al otro en el trono siempre.

Post a comment