SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 10th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS INMIGRANTES Y REFUGIADOS

(hombre, casado, cuatro hijos, trabaja, voluntario en campo de trabajo con refugiados, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Hoy ha vuelto a suceder… varias decenas de hermanos han vuelto a dejar sus vidas en el Mediterráneo. Hoy le hemos vuelto a fallar, hemos permitido que contemple de nuevo como hijos suyos, hermanos nuestros, solo por soñar un mundo mejor, ya no despertarán del sueño, han alcanzado la orilla de vida eterna.
Hoy me vuelvo a preguntar si el mar, que toca y conoce las dos orillas que nos separan, no asumirá la triste decisión de “acogerlos” para siempre, para salvarlos de la dura realidad que tendrían en el lado que nosotros nos encontramos. Este verano, viendo como aquí, en nuestro primer mundo sobreviven, este pensamiento toma una forma real. Hemos creado un injusto sistema de equilibrio invertido, a mayor bienestar propio, mayor desgracia de otros. Eso hemos hecho con África, el basurero del mundo, o mejor dicho, un mundo convertido en basura.
Hoy ha vuelto a suceder, hoy no soy capaz de pensar más en el comentario a esta lectura de San Marcos en clave de emigración, de excluidos. Hoy solo imagino la cara de Dios entristecida porque le hemos arrebatado a un buen número de sus hijos, de sus preferidos, de esos que vinieron al mundo con el estigma del sufrimiento, pero con la seguridad de la salvación. Hoy hemos sido capaces de volver a defraudarle, hoy no me apetece escribir más, solo me apetece recordar la sensación que dejó en mi corazón la oración a orillas del Mediterráneo del pasado verano, repetir en lo más profundo de mi ser ese pequeño homenaje con flores, y sentir de nuevo la Esperanza viendo sobre la inmensidad del mar la sonrisa de unas flores agradecidas.


DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(mujer, casada, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Medimos todo, medimos el tiempo que podemos dedicar a los demás, porque necesitamos guardar tiempo para nosotros;  medimos el dinero que tenemos, por si necesitamos más adelante algo; medimos nuestras relaciones, para que no nos hagan daño; medimos nuestras palabras, para que no nos comprometan. Medimos todo en nuestra vida. Pero parece ser que la familia, es un espacio, en donde hay amor sin medida, en donde echamos o ponemos en juego, todo lo que tenemos para vivir. Las parejas, los matrimonios, a veces, también se guardan las cosas, hay apariencias, “postureo”, y es una pena, pero conozco también muchos matrimonios, que no se guardan nada, que comparten todo lo que son, todo lo que tienen para vivir, sin esconderse nada, entregándose sin reservas, toda su pobreza o riqueza, la dan al otro por entero. Ahora hay que vivirlo todo esto con la humildad de la viuda que echa en el arca lo que tiene. 

Post a comment