SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on noviembre 3rd, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LOS INMIGRANTES Y REFUGIADOS
(hombre, casado, cuatro hijos, trabaja, voluntario en campo de trabajo con refugiados, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Sin duda la paciencia de Dos es infinita, menos mal… Cuantas veces nos hemos acercado en nuestra vida a Él preguntándole que es lo importante, claridad para adaptar nuestros esfuerzos a lo que nos pida. Cuantas veces no teorizamos y profundizamos en mil y un “paradigma” …, cuantas veces no intentamos complicar un mensaje que llegó a nosotros, a nuestro mundo, para ser entendido por todos, no solo por aquellos individuos o colectivos de grandes coeficientes intelectuales. Y cuantas veces, Él no nos ha respondido lo mismo, ¡¡AMA!! Es siempre la misma respuesta, tan simple como la lectura que nos brinda hoy San Marcos. Él nos establece un orden, pero para mi es difícil separar ambos mandamientos, el Amor a Dios nos lleva al Prójimo, “como vamos a amar a Dios al que no vemos si no amamos al prójimo al que vemos…”, y el Amor al prójimo, que, por medio de nuestra Fe, no puede más que llevarnos a un amor incondicional a nuestros semejantes. Es un perfecto equilibrio termodinámico (dinámica de Amor cálida), no hay Uno sin el otro, ni otro sin el Uno, para los cristianos esta es nuestra máxima.
Es chocante, pero son ellos, los excluidos, los que en nuestros días no son considerados ni como ejemplo de los derechos humanos, los que por otro lado dan sentido al mensaje de Dios. Cuando has tenido la posibilidad de constatar la calamidad de sus vidas, y a la misma vez sentir la generosidad de su comportamiento, comprendes que no todo está perdido, al menos en ellos ha calado la fuerza del mensaje del Evangelio, es cuando empiezas a descascarillar tu corazón, a desmoronarte, a sentirte incomprensiblemente evangelizado por ellos.
Una de las formas que adopta nuestro Dios en la tierra, los migrantes, cimbrean muchos de estos equilibrios termodinámicos, es incomprensible que esta realidad no despierte conciencias, es nuestra oportunidad de amar a Dios a través del hermano, y demostrar nuestro verdadero amor a Dios ¡¡ENAMORÁNDONOS DE DIOS EN EL PRÓJIMO!!

DESDE EL MATRIMONIO Y LA FAMILIA

(mujer, casada, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Amar vale más que cualquier sacrificio. Amar con todo el corazón. Da igual lo que hagas y lo que digas, porque has amado, y cuando se ama de verdad, con corazón, entendimiento y con todo tu ser, eso es lo que da sentido a tu vida. Como hizo Jesús, amar hasta el extremo.
Es fácil entender el amor en el entorno familiar, es muy fácil explicar que se ame con todo lo que eres, es poner siempre al otro por delante de ti. No tener en cuenta tus preferencias, tus vivencias, tus sentimientos, sólo los del otro. Unos padres, unos esposos, los hijos, saben y entienden de amar al prójimo como a ti mismo, o más que a ti mismo.
Si nos sintiésemos familia en todas nuestras circunstancias, en nuestro trabajo, con nuestros compañeros, con nuestros amigos, con nuestros vecinos, en la familia más amplia (tíos, abuelos, primos, hermanos, etc.), si nuestras relaciones fueran fraternas, basadas en el amor de Dios, y viéramos al otro como un verdadero Hijo de Dios, sería muy fácil amarlo, tal y como se desviven unos padres por sus hijos, tal y como se cuidan y aman unos esposos. Demos ese gran paso de vivir en familia, de considerar al mundo, a las personas, nuestra gran familia, nuestra gran comunidad y amemos.

Post a comment