ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on mayo 6th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Permanecer en Jesús es ante todo intentar imitarlo y eso significa comprender que los cristianos tenemos sentido si vivimos por los demás, si concebimos nuestra existencia como un servicio a los hermanos, si planteamos toda nuestra vida sobre  esta base.
En los cursos prematrimoniales a los que solemos acudir mi mujer y yo, cuando nos lo requieren de las parroquias locales, hablamos de la medida de amor entre los esposos. Les decimos que es fundamental declararse explícitamente hasta dónde estamos dispuestos a donarnos al otro, y que la medida, si queremos que perdure nuestro amor, es hasta dar la vida el uno por el otro. Les preguntamos en ese momento a los novios si son capaces de hacer eso, y ellos,  en su “enamoramiento flamante”, asienten todos con la cabeza o dicen: “¡¡por supuesto!!”. Vale, perfecto, les decimos nosotros. Acordaros de este compromiso. Si habéis puesto esta medida, todo lo demás está por debajo de dar la vida y por tanto, está en su derecho de pedírtelo, tu futura esposa o marido.
Por ejemplo, estás viendo en la tele el fútbol, en el brasero, en invierno. Escuchas a tu mujer: “Pepe, ¿puedes bajar la basura? .¡¡Ostras, yo le dije…y esto no es dar la vida, ni se parece…tiene derecho a pedírmelo, le dije “hasta dar la vida por tí”!!
Las declaraciones no son sólo palabras, son actos de amor reales cada día, en el momento presente, donde no vale escurrir el hombro. Nos obligan a ser honestos con lo que uno se compromete, a plantearnos si estamos dispuestos a ser cristianos de “chichinavi” o verdaderos amigos de Jesús.
Una comunidad cristiana que quiera avanzar necesita de esta declaración explícita de estar dispuestos a dar la vida los unos por los otros. Este compromiso, para que no caiga en saco roto, debería renovarse con frecuencia, sobre todo en encuentros especiales como de corrección fraterna, de perdón…recordarlo en nuestro interior cuando nos asalta la tentación de la murmuración, de no querer seguir dando el primer paso, de no ser el primero en amar… Sólo así permaneceremos en el Amor y daremos fruto abundante, por que estaremos dando el amor en su justa medida.

Post a comment