ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 25th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Llegamos a la semana clave y cumbre de nuestra fe. Ese momento, en que Jesús, nuestro Maestro, muere y resucita.
Es este un tiempo para muchos de vacaciones, en el que los lugares dónde vivimos se llenan de gente. Sería importante “blindarnos” ante lo que se vive en la calle, para no dejarnos llevar por el bullicio, la fiesta y la jarana. Para nosotros debe ser momento de fe, de recogimiento… Aquel a quien tanto queremos va a ser condenado y va a morir de una manera cruel.

Os ofrecemos algunas sugerencias para actuar esta semana.

– Dedicar una tarde o una mañana a meditar la Pasión del Señor. Descubramos las enseñanzas que desde ella, se nos ofrecen para nuestra vida.

– Participar de las celebraciones litúrgicas de estos días y de aquellos momentos que se nos ofrezcan para estar con el Señor (Hora Santa, Viacrucis…)

– Tener presentes las claves para vivir cada uno de los días más grandes de esta semana:
1. Recibimos a Jesús con alegría el Domingo de Ramos. Esforcémonos este día principalmente por vivir la alegría…
2. Acompañemos al Señor el Jueves Santo en su Última Cena. A ejemplo suyo, vivamos este día con intensidad el amor hacia los demás, el darnos y repartirnos, el servicio… Acompañémosle también, haciéndonos uno con Él, en su oración angustiada en Getsemaní, cargados también con nuestros miedos pero confiados en la Padre.
3. Estemos junto a la cruz de Cristo el Viernes Santo. Es día de duelo para nosotros, es día de luto. Vivamos ese momento, revivamos ese momento. Acordémonos este día de todos los que siguen siendo crucificados en nuestro mundo. (Veo qué puedo hacer yo por todos los que sufren la cruz, sabiendo que lo que haga por ellos lo hago por el Maestro).
4. Vivamos desde la noche del Sábado Santo el gozo de la Resurrección. He recuperado a mi ser más querido. Viene a quedarse conmigo. Expresemos esa dicha con nuestras palabras, con nuestras acciones… para que llegue a los demás…

Y… en los días de la Pascua, iremos recibiendo esa resurrección que se nos regala para lo que está sin vida y sin luz en nosotros… Debemos tener una gratitud inmensa hacia el Señor Resucitado, que nos enseña las claves de una existencia en plenitud.

Post a comment