ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on marzo 4th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
La Palabra de este domingo nos trae un pasaje en el que vemos a un Jesús audaz, valiente… Ataca al templo, toda una institución para el pueblo judío, en torno a la que gira prácticamente todo a nivel social, económico….  No es un Jesús violento, sino decidido, fuerte, que quiere devolver a las personas la libertad; incluso de lo que se dice en nombre de Dios.

“Quitad esto de aquí; no convirtáis en un mercado la casa de mi Padre”

Para actuar desde el Evangelio de esta semana de Cuaresma, os aportamos algunas sugerencias…
-Buscar aquello que profana la “casa del Padre”, el templo vivo que somos nosotros . Hay mucho en nosotros que ofende a Dios y que entorpece que el Reino crezca. Dediquemos tiempo al silencio para que veamos dónde y con qué hemos convertido a nuestro interior en un “mercado”. Oremos para poder reaccionar ante nosotros mismos.  “Echemos, volquemos…” lo que nos aleja de Dios. Busquemos todos los medios a nuestro alcance para lograrlo. Nuestra vida ha de ser coherente, guiada por el Espíritu para que nuestras palabras y acciones sean luz para el mundo.
-Mirar a los demás como templos vivos del Padre también profanados, por las guerras, por la opresión, por las estructuras de poder, por las leyes… Hay profanación del templo de Dios que son las personas en los países pobres, en los marginados en nuestra sociedad… Pero también en aquellos a los que apartamos guiados por nuestro ansias de ser, aquellos con los que consideramos “malos”, con los que no empatizamos (a los que no sabemos entender), aquellos los que cosificamos convirtiéndolos en “objetos de uso”… Devolvamos a todo el que nos sea posible la dignidad de persona, templo Dios.
-Denunciar en el templo de Dios que es nuestra Iglesia, lo que se aleja de lo que el Maestro nos marca, acercándose más a las estructuras de poder, al “dios dinero”, a las razones del “mundo”, al servicio de nuestros intereses…  Como lo hizo Jesús, también nuestra misión es decir, no callar…  Que nuestra respuesta sea clara, firme, decidida…

“Y, cuando resucitó de entre los muertos, los discípulos se acordaron de que lo había dicho,” Jesús es el verdadero templo de Dios, lugar para encontrarnos con el Padre, ejemplo  y presencia su Amor.

Post a comment