SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on enero 7th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ESPERANZA QUE RENACE (EPIFANÍA)
(mujer, casada, una hija, su marido trabaja, vive en país asolado por una catástrofe natural, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Voy de viaje por mi vida en busca de plenitud, de felicidad y bienestar. En estos días la alegría la he podido experimentar en el encuentro con mi familia en plena situación de enfermedad. Pero este evento ha tenido una iluminación especial. A pesar de que me ha desgastado el frío del hospital, el encuentro con mi suegra, la cual ha necesitado de cuidados especiales, me ha sensibilizado y he puesto de manifiesto la compasión y ternura para poderle atender y cuidarla.
El cuarto del hospital ha sido el lugar de encuentro, el Belén; el encuentro de hermanos, tíos, nietos, hijos, cuñados y concuñadas y de atenciòn a una viejita de 88 años que aún comparte su deseo de luchar y vivir a plenitud.                                        “Al ver la estrella se llenaron de alegría”, los astros celestes emiten “luz”. Nuevamente la Palabra contrasta con la oscuridad real de algunos sectores de mi Isla del lugar donde resido. Aún no tenemos la “luz” eléctrica pero sí la LUZ de esta Palabra que nos guía hacia el encuentro con el Niño a través de los necesitados y en esta ocasión me ha tocado muy de cerca.
Rezo para que el Señor nos de la fuerza física y espirutual para continuar nuestro camino y nos trace la ruta que debemos seguir para encontrarnos con su amor y poder compartirlo con nuestros hermanos en sentimiento y acción.


DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS (BAUTISMO)
(matrimonio, él trabaja, con cinco hijos, pertenecen a comunidad cristiana de matrimonios)  

Es el propio Dios quien nos presenta a su Hijo cuando es bautizado en el Jordán. Es una legitimación realizada desde lo más alto que le reconoce como aquél a quien se debe escuchar.
Jesús ha estado presente en la vida de los niños en estas fechas entrañables. Primero con su nacimiento, que lo hemos evocado con distintas manifestaciones, como haciendo el Portal de Belén en casa o cantando villancicos por las calles con Sembradores de Estrellas, implicándolos en las campañas de Cáritas o celebrando la Nochebuena y la Navidad en la familia extensa, y para acabar estas Fiestas, con la venida de los Reyes Magos, en la que, al margen del materialismo, se nos recuerda que Jesús, incluso siendo niño, es el auténtico Rey al que podemos adorar sin temor de ser defraudados. Claro que es un trabajo difícil el nuestro, como educadores, de separar el grano de la paja: enseñarles que lo importante es el amor de Dios, y no lo que hayamos recibido y gastado. El mejor presente es el que nos hace Dios al darnos a Jesús. “Tú eres mi hijo amado, mi predilecto”. Nos lo demuestra en su bautismo, con toda su importancia: Es el comienzo de su vida pública.
   

Post a comment