SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 21st, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

¡Ay las preguntas capciosas! Éstas que intentan buscar las cosquillas, provocar, traspasar los límites, es propia sobretodo de los hijos adolescentes, cuando intentan que los padres, no sepan qué responder, para cogerles en un brete e intentar sacar algo. Lo cierto es que no nos podemos quejar de nuestros hijos, aunque a veces digamos lo contrario, las cosas que van intentando son propias de su edad, de buscar arriesgar y aprender cosas nuevas, pero para nosotros, sus padres, nos cuesta el ser coherentes en nuestros actos, en nuestra vida, porque somos testimonio para ellos.
Jesús no tiene estos problemas, por mucha provocación que intenten, Él sí sabe responder correctamente, primero porque no hay fisuras entre lo que dice y hace y por otro lado, porque su inteligencia, su genialidad, hace que descoloque a quienes buscan comprometerlo.
Y por otro lado, lo que nos inspira como familia, como economía doméstica es a no mezclar las cosas, a que nuestra economía tiene que estar inspirada en el evangelio, la economía al servicio de las personas, pero siempre dentro de las normas que la sociedad en la que vivimos ha consensuado. Difícil tarea, pero con la ayuda de Dios y con el testimonio de vida de Jesús, demos al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

“A Dios lo que es de Dios” Y ¿qué es de Dios y qué no es de Dios? Todo lo que vaya en contra o impida la realización de su proyecto no es de Dios.
Constantemente veo situaciones que no son de Dios: negación de derechos como la educación, discriminación por ser de una determinada nacionalidad, explotación, desnutrición en bebés por falta de una alimentación adecuada,,, Ante estas situaciones no me puedo quedar indiferente.
Pero a veces es difícil saber actuar, el miedo a no ser escuchada, el rechazo… Y entonces me doy cuenta de que lo único que tengo que hacer es dejarme llevar por el Señor, ser un instrumento suyo, dejarle actuar.

Post a comment