TERCER PASO: ORATIO

Posted on octubre 15th, 2017 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dios Padre Bueno y Misericordioso, te damos Gracias porque nos amas
y nunca dejas de llamarnos constantemente
para estar contigo y llenarnos de la Alegría de tu Evangelio.
Tú nos invitas hoy a una conversión sincera a Ti
para participar contigo en tu Fiesta con el traje adecuado de tu Amor,
que nos permite, en tu Presencia, llenarnos de Ti y de tu Misericordia.
Gracias porque también nos ofreces avisar, anunciar y llamar,
a todas las personas que encontremos en nuestro camino y fuera de él,
a participar en la celebración de tu Fiesta de Vida del Evangelio
que nos trae tu Salvación y nos llena el corazón de tu Paz y Alegría.
Ten Misericordia de nosotros y perdónanos todas esas veces
que hemos rechazado tu Invitación Festiva con nuestro pesimismo,
desgana, desilusión, falsas excusas o absurdas justificaciones,
que sólo lograron alejarnos de Ti, de tu Amor y tu Salvación
¡Gracias porque con tu Amor y Misericordia nos entregas la Salvación!
Ayúdanos, Dios Padre nuestro Misericordioso, a saber reconocer
y aprovechar en todo momento cada una las oportunidades de Vida
y de Encuentro personal contigo, que Tú nos ofreces cada día a través
de la oración, la Eucaristía y de las personas que Tú pones en nuestro camino.
Te demos Gracias, Dios Padre Bueno, porque Tú nos alimentas y fortaleces
con el Banquete de tu Eucaristía que es Encuentro Festivo y Alegre contigo,
en la intimidad de nuestro corazón, para llenarnos de tu Paz, Amor y Bondad.
Ayúdanos Tú, Padre nuestro, a reflejar siempre en nuestro rostro y con nuestra vida
la alegría de los regalos y dones que Tú nos das cada día, porque siempre nos invitas
a tu Banquete de Salvación para que anunciemos a todos que tu Presencia
nos llena de tu Paz, Misericordia y Amor para ser compartido con todos.
Gracias, Padre Bueno y Misericordioso, porque hoy nos recuerdas una vez más
que tu Invitación es constante y la respuesta a tu Llamada es siempre libre,
pero que si la aceptamos, tiene consecuencias y exigencias para poder estar junto Ti,
disfrutando tu Amor y Misericordia con cada uno de nuestros hermanos. Amén.

Post a comment