SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on octubre 8th, 2017 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, dos hijos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y movimiento laical)

Jesús comenta esta parábola a los sacerdotes y senadores,  y por eso, creemos que se dirige directamente a nosotros como padres. Los padres somos garantes de la porción de “tierra”, que Dios nos ha “arrendado” para cuidar, para labrarla, para dar frutos. Pero a veces, nos apropiamos y nos creemos los dueños de lo que se nos ha encomendado: Dueños de nuestros hijos, dueños de sus sueños, de sus vidas, de la familia, de las circunstancias que la rodean. Pero Jesús es muy clarito: te he mandado a mis mensajeros, incluso he enviado a mi Hijo para que lo comprendas: No eres el dueño, no te apropies de lo que no te corresponde, de lo que Dios te ha dado como gracia, como don, como familia. Sintamos su misión como servidores del Reino, Sólo Él,  le da sentido, plenitud, y nos lo “arrenda” para seguir trabajando y que dé frutos. No hagamos nada que rompa, desuna, haga daño, esa preciosa herencia que nos ha dejado Dios.

DESDE LA MISIÓN
(mujer, soltera, profesional, misionera laica en país desfavorecido)  

Lo primero que me llamó la atención es que el propietario arrendó su viña a unos labradores y se marchó, es decir, confiaba en ellos.
En este lugar de frontera, los migrantes son discriminados, mal vistos… Y lo peor es que en algunas ocasiones por los mismos hermanos/as de la Iglesia.
¿Por qué nos cuesta tanto aceptar a los hermanos y hermanas diferentes? ¿Por qué juzgamos siempre desde nuestra posición y nos cuesta tanto abrir nuestras mentes y ver más allá?
Cuando me acerco a esas familias migrantes y abro mi mente y mi corazón, no sólo los veo como hijos e hijas predilectos del Padre y, por tanto, hermanos míos, sino que en muchas ocasiones son ellos los que me evangelizan a mi con su sencillez.

Post a comment