ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 8th, 2017 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)
Esta lectura me interpela en 2 modos:

1º.- El juicio final: Me hace recordar que no estoy salvado, que tengo que cuidar y atender a aquellos “mensajeros” que pone Jesús en mi camino, que en cada prójimo, sobre todo en los más desfavorecidos, Jesús está presente y que, por mi inacción, mi indiferencia, mi poca solidaridad, mi falta de caridad, “lo mato”, como hacían los  arrendatarios de la viña.” Señor, tengo miedo de que pases y no te reconozca”, decía San Agustín. Doy gracias a Dios por tanta gente que el Señor me ha mandado en mi camino de maduración de fe.
2º.- Ser un buen mensajero: El mes de Octubre está marcado en las parroquias por el comienzo de las catequesis. Vivimos en un mundo en el que la religión ha llegado a ser prescindible. Quizás, a la hora de catequizar, no haya que poner el acento ni en el catecismo, ni en los materiales, sino ponerlo en el catequista.
Seremos buenos mensajeros-catequistas, no sólo si cuidamos nuestra formación teológica y pedagógica, sino sobre todo nuestra maduración cristiana, nuestra capacidad de dar testimonio…Hacen falta más testigos que maestros. Acompañar, en este tiempo tan poco atrayente la religión para los jóvenes, a que tengan una experiencia viva de fe, de encuentro con Jesús en comunidad, en oración, en la liturgia..
Mi experiencia por ejemplo es ésta, voy a dos parroquias a tocar la guitarra y cantar con los chavales de catequesis canciones que trasmitan esos valores que están grabados en mi memoria y que han fundamentado mi fé, a veces me cuesta por que veo su poca fidelidad, o no veo frutos, pero creo que mi labor es ser mensajero y sembrar, ya recogerá otro.
Animar la liturgia de los domingos con los cantos, también puede favorecer el encuentro de alguien con Dios, por eso intento hacerlo lo mejor que puedo, concentrado, orando, sin charlar, los cantores no tenemos licencia para comentar, debemos ser ejemplo de comportamiento y respeto en la liturgia.
Que cada cual busque su camino de anunciar, para que no se repita lo ocurrido en la parábola de la viña…

Post a comment