ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on octubre 15th, 2016 in * VIÑETAS PADYLLA by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, 3 hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Estamos en un mundo llleno de egoismo,autosuficiencia e individualismo… Actitudes que no casan para nada con la Palabra de este domingo. Se nos olvida que somos unos simples mortales, necesitados de la ayuda y la providencia divina que no sólo viene en forma material ,que quizás no nos haga tanta falta, pero sí que la necesitamos de forma espiritual. Es ahí donde nuestra oración debe ser más perseverante, hasta “casi molestar”, por que nosotros y el mundo estamos faltos de esos valores del Reino que relativizan la gravedad de los problemas de cada dia, esa oración hace poner las cosas en su justo lugar por que, del encuentro con el Padre, en ese encuentro íntimo, se nos revela la forma de afrontarlo todo, descubrimos nuestra pequeñez, nuestra fragilidad…

La semana pasada, teníamos nuestra convivencia de inicio de curso, la comunidad a la que pertenecemos, en un monasterio habitado por una comunidad de religiosas contemplativas, las conocidas como las “Hermanas de Belén”, viven su oración en soledad, aunque también  hacen cosas en comunidad, pero fundamentalmente viven a solas, en sus celdas, con la sola compañía y el deseo de encontrarse con el Señor. Ha sido una gozada, hemos compartido momentos de oración, eucaristía, coloquios (tienen una hospedería), incluso la entrada de una chica de sólo 25 años  (monísima por cierto) al monasterio. Esto nos ha hecho plantearnos la importancia del encuentro diario con el Señor como fuente de inspiración de lo que realmente es necesario para cada uno. Sí, además es necesario pedir por los males que aquejan el mundo, pero todo ello, según nos contaban ellas, surgía tras lograr ese “coloquio con el Señor”. No necesitaban estar continuamente bombardeadas por imágenes y noticias de lo que ocurría fuera, que al fin y al cabo te vuelven insensible de tanto verlas, sino que Dios les iba mostrando esas necesidades de orar por los demás en su encuentro personal. Pero, lo realmente importante y  lo que eclipsaba todo, nos contaban, por su extraordinaria belleza, es el llegar a entablar ese diálogo personal con el Señor. Eso es lo maravilloso.

El testimonio de estas jóvenes religiosas, por que es una congregación muy joven, en medio de este mundo que rinde culto al cuerpo y al placer, el verlas felices irradiando alegría, el notar que allí se respiraba una “atmósfera especial”, nos ha tocado y ha llegado al alma de cada uno.

Por tanto, pedir, sí, hasta quedar exhaustos, pero que sea el Señor quien nos revele nuestras verdaderas necesidades, y una de ellas, sin lugar a dudas, es que nos aumente nuestra fe y por ende la confianza en su Amor incondicional..

Post a comment