DESDE LOS SIN TECHO

Posted on febrero 29th, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

Debe ser terrible vivir en la mendicidad. En concreto me refiero a la indignidad de sentirte inferior a cualquier otra persona y a tener que recurrir a la limosna para sobrevivir. Ignoro si el ciego del Evangelio dormía bajo un techo o no, pero sus vecinos, al igual que ocurre con muchos de los que acompañamos, dice la Palabra que lo identificaron porque era “- el que se sentaba a pedir limosna-”. Es decir, toda una vida, por muy distinta que pueda ser de la nuestra, reducida al “título” de mendigo.Sin embargo, hete aquí que el ciego se encuentra con Jesús y se produce un vuelco total en su vida. No sólo recupera la vista, sino algo más importante aún, recobra la categoría de persona. Jesús le da una nueva oportunidad, lo dignifica y lo convierte en un igual. Toda una catequesis en unas líneas del Evangelio, a la par que una sencilla exposición del que es el objetivo de nuestro acompañamiento. Ese, es el sueño que perseguimos. Y Jesús, el que toca al marginado, el que no pone condiciones para actuar y el que cura por amor y en sábado, el modelo a seguir.

Comments are closed.