DESDE DESDE LA MISIÓN CON LOS EMPOBRECIDOS

Posted on agosto 29th, 2013 in > DESDE EL TERCER MUNDO by admin

(mujer, soltera, voluntaria en la Misiión en país empobrecido)

¨…dichoso tú, porque no pueden pagarte…¨  Esta frase resuena en mi interior una y otra vez al leer y traer a mi realidad el evangelio que Lucas nos presenta, no sólo por lo que en el contexto de aquel tiempo se dice sino además porque en la actual tierra que pisan mis pies este mensaje hace ruido. Muchos no pueden devolverte la mano, por aquí todo es gratuidad o frustración, no hay otra opción: o das todo con corazón agradecido o te quedas esperando una recompensa humana que no llegará. Así es la misión. Jesús utilizó con gran maestría las parábolas para enseñarnos a través de símbolos como debemos comportarnos como cristianos. Esta parábola específicamente está dirigida a los fariseos de ese tiempo, los que por su posición de poder en la sociedad asumían a pies juntos que tenían reservado un lugar en el paraíso, y pues bien dice Jesús ¨…vete a sentarte en el último puesto…¨  Con aquella simple razón nos hace comprender que nadie tiene reservado un lugar sino que quien humildemente sirve y ama es quien tiene opción de ocupar un lugar privilegiado, nadie puede considerarse el mejor, nadie tiene derecho a enaltecerse por sus buenas acciones. No debiese ser excepcional esto, al contrario, todos los cristianos estamos llamados a ser reflejo de Jesús, a realizar el bien, a invitar a la mesa a todos, a dar un banquete para quienes no pueden pagarlo y dichoso todos quienes hagan esto desde la gratuidad de la entrega cotidiana.

Post a comment