PARA VIVIR ESTA SEMANA

Posted on agosto 29th, 2013 in > PARA VIVIR ESTA SEMANA by admin

(matrimonio, tres hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

La tentación del éxito, que te reconozcan, que te valoren… es de las más difíciles de soportar.
Es sorprendente que para el P. Claret, fuera de las que más le quitaba la paz. Con sus homilías tan profundas, con sus confesiones capaces de convertir las almas…cuando la gente lo adulaba o simplemente le agradecía su labor, sufría sobre manera por que le atormentaba caer en la autocomplacencia, en engordar su ego, en sentirse satisfecho y dueño de los triunfos conseguidos y por tanto de las almas convertidas al Señor. Se repetía: “Sólo soy un pobre pecador que sirve como puede al Señor, haciendo sólo lo que es mi obligación, servir y no esperar nada a cambio…”
Ir con la actitud de intentar “ser nada”, de acoger al otro haciendo previamente nuestro vacío interior, sin ideas preconcebidas, sin etiquetas, perdiendonos en sus gustos, en lo que le pueda apetecer al prójimo, aceptando incluso la humillación de no ser correspondido…Recuerdo una relación con un superior, al cual le daba los buenos dias por las mañanas, sin recibir contestación por su parte durante más de un año. Me propuse “ser nada” con él, aceptarlo incluso en esa humillación reiterada. Al final conseguí que me contestara y me tratara con respeto. El fruto, no me importó, solamente recibí paz interior por haberlo conseguido.
Lo de “invitar a los que nos invitan”, eso también es muy fuerte, qué fácil es amar a los que nos aman… y así, ¿qué mérito tenemos…?. Es un pasaje del evangelio “duro” de asimilar y de llevar a la práctica, pero los “paños calientes” ya deberían de ser para otros, la radicalidad es la que nos lleva a ser libres de verdad, a llenar nuestra personalidad, a dar alegría donde lleguemos, a ser cristalinos en nuestras relaciones, y en definitiva, a llenarnos de Dios.

Post a comment