DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on julio 26th, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En este domingo, el evangelista nos presenta un mensaje enormemente esperanzador  para los cristianos: cómo orar, cómo comunicarnos con el Padre y la certeza de que seremos atendidos en todas nuestras peticiones.
Respecto a la oración nos dice Jesús con toda claridad cuál es la forma de dirigirnos al Padre: “El padrenuestro”. Esta oración que los creyentes repetimos desde los primeros tiempos, entraña una riqueza infinita. El peligro que hemos corrido y que corremos, es convertirla en una mera rutina que nos lleva a desperdiciar su valor inmenso. Cada una de las expresiones que conforman la oración del Padre Nuestro es una síntesis de la forma de cómo Jesús comprende a Dios y del reconocimiento de la limitación humana que requiere de la intervención de Dios.
Pero lo que más me conforta para mí día a día es la elocuencia de la parábola que nos propone Jesús. Desde mi miseria, mi fragilidad, en la oración cristiana, lo que se pide se da por concedido. Así nos lo promete en el evangelio de hoy: ”El que pide, recibe, el que busca, encuentra y al que llama se le abrirá la puerta y el corazón del que le puede dar”.
Señor enséñanos a orar y a dar al que nos pide; ayudemos a buscar al que no encuentra y abramos nuestra puerta y nuestro corazón al que llame.

Post a comment