DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on junio 22nd, 2013 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(mujer, casada, jubilada, padece enfermedad degenerativa, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

En este domingo, una vez más, el evangelista nos presenta a Jesús orando, solo en presencia de los discípulos. Se nos resalta de nuevo la importancia de la oración; esa comunicación constante con el Padre que nos pone al tiempo ante nosotros mismos y ante los hermanos. Y enseguida las preguntas de Jesús, de un modo generalizado –quién dice la gente- y de modo más personal –quién decís vosotros que soy yo-. Por las respuestas, descubrimos cómo la gente todavía no entiende, pero los discípulos lo reconocen como el Mesías.
Pero ese mesianismo de Jesús que nosotros seguramente estaríamos dispuestos a proclamar, como los discípulos, me lleva a preguntarme si sería capaz de asumir la advertencia que hace a los que quieren seguirle: que en su ejercicio misionero pueden llegar a experimentar un poco de calvario, de cruz y hasta de muerte.
En el desarrollo de la enfermedad, crónica y degenerativa se cumplen esas prerrogativas que Jesús anuncia, pero también en verdad que la fidelidad en su seguimiento nos muestra algo de Pascua y de Reino de Dios. Por eso la promesa de: quién pierda su vida por mí causa la salvará; y su causa no es otra que la del amor y la entrega a los demás, que no entenderemos hasta que sepamos quién es Jesús…La clave, la pregunta ¿” Y vosotros quién decís que soy yo”?
Oremos pues para que el Señor nos muestre no solo lo importante que él es para mí sino lo importante que yo soy para él.

Post a comment