DESDE LA CRISIS

Posted on marzo 1st, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

“Córtala, porque no da fruto”
Así dice una de las frases de la parábola que se nos presenta en el evangelio de esta tercera semana de cuaresma. A medida que ésta va avanzando y nos vamos acercando a la celebración de la Semana Santa, el Señor no está pidiendo cada vez un mayor compromiso, que hagamos algo, que demos fruto como cristianos que somos. Que no podemos ser uno más en este mundo en el que estamos viviendo. Nos pide una verdadera conversión, nos pide que seamos firmes en nuestra Fe, que no podemos permitir que nos “corten”.
En estos momentos de dificultad económica, con perdida de muchos valores, sueños, esperanzas, ¿dónde estamos dando fruto nosotros? ¿Tendrá que venir el viñador y cortarnos de raíz?
En mi situación actual, donde abunda el miedo a perder el trabajo, donde crece la desesperanza y angustia entre mis compañeras por la incertidumbre constante, donde aparece el miedo a no tener para vivir cada día por falta de dinero, etc. el Señor me está pidiendo y nos está pidiendo a todos,  que  ahora es cuando tenemos que ser luz en esta sociedad llena de personas que han perdido la esperanza.
En mi trabajo soy yo la que ahora tiene que llevar la alegría por todo lo bueno que tenemos, tengo que ser yo la que me ponga al servicio de los que me rodean, la que esté disponible a las necesidades del que está a mi lado. Tengo que hacerles ver, que el dinero no es lo importante, que el tener más no significa tener mas seguridades, que ahora hay que dar gracias por lo que tenemos y que el Señor no nos va a dejar desamparados, EL nos da todo lo que necesitamos “el pan de cada día”.
Esto no se puede quedar en simples palabras, esto es en lo que creo y en lo que se sustenta mi FE, por eso no me puedo dejar llevar por la angustia de los demás, por los miedos y amargura de los otros. Tengo que plantar la semilla del amor, de la fe, de la alegría de estar vivo, del estar disponible para el otro y así ser humilde y generosa, la semilla de la caridad, y ayudar a que esta de fruto.
Soy CRISTIANA, y se tiene que notar entre los hermanos. No basta sólo con ser solidarios, gracias  a Dios hay mucha gente buena entre nosotros, se trata de ser LUZ, de transmitir lo que creemos es, la verdadera felicidad, la de nuestro Padre. Tenemos que mostrarle que hay una verdadera conversión en nosotros.
No permitas que te “corten”, eres grande y ahora es nuestro momento.

Post a comment