DESDE LA CRISIS

Posted on febrero 15th, 2013 in > DESDE LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS by admin

(mujer, sostiene hogar materno, sin liquidez la empresa donde trabaja, pertenece a comunidad cristiana)

Comenzamos la Cuaresma con un texto que se nos presenta diariamente en nuestras vidas, las tentaciones.
A mi me pasa que en muchas ocasiones me siento como ese Satán que está tentando constantemente al Señor. “Si eres el Hijo de Dios… por qué permites que la gente se quede sin casa porque no puede pagarla”, “Si eres hijo de Dios… por qué no haces que el que tiene mas ayude al débil que lo está pasando mal”, “Si eres el hijo de Dios… por qué tengo que vivir con la incertidumbre cada mes de si seguiré trabajando”, “ A lo mejor es que no merece tanto la pena ser seguidor tuyo porque no entiendo por qué tengo que sufrir si eres el Hijo de Dios y solo quieres el bien para mi…”, “Si eres el hijo de Dios… por qué…”
¿Cómo tientas al Señor?
Y así todos los días alguna tentación ponemos delante de nuestro Señor, porque nos creemos con ese derecho y entonces Él con sus palabras “no sólo de pan vive el hombre”, “sólo el amor basta”, nos recuerda que hay que tener FE.
Pero yo me doy cuenta de que cuando le planteo estas cosas al Señor, realmente es porque a quien están tentando es a mí. Satán juega conmigo, con mis miedos (quedarme sin trabajo, al no tener trabajo no poder hacer frente a los gastos de mi casa, ayudar a mi madre y además como vivir con su pensión, etc. etc.etc.). Juega también con mis inquietudes, no poder independizarme,  mis sentimientos de no aspirar a más porque no soy capaz, y cuando ya estoy saturada lo más fácil es reprochar y tentar al Señor.
Pero ÉL es sabio y sabe como Satán juega conmigo, entonces, espera paciente, no duda de que me daré cuenta de que ÉL ES EL CAMINO. Y es verdad,  gracias a mi comunidad de seglares y mi oración me pongo en sus manos y le pido que aumente mi Fe, que me enseñe a valorar que tengo lo necesario para vivir, que además no estoy sola y que Satán es muy mentiroso que siempre va a esperar a que esté débil y triste para engañarme.
Por eso trato de ser fuerte y repetirme “Solo adorarás al Señor tu Dios”

Post a comment