DESDE LAS RELACIONES PERSONALES

Posted on diciembre 20th, 2007 in > DESDE LAS RELACIONES PERSONALES by admin

(matrimonio,trabajan ambos, pertenecen a grupo cristiano)

Imagino que José cuando se enteró de que María esperaba un hijo, se vio embargado por múltiples sentimientos. La decepción, la pena o incluso la rabia… formarían parte de su día a día. Quizás se preguntaba por qué le había tocado a él pasar por aquello.
Pero José era bueno y no quiso hacer público la que era en ese momento su desgracia…, consciente quizás de las consecuencias que tendría para María, en su cultura y su época.
José controló sus emociones, supo pensar en el otro, a pesar de ser “a primera vista” el causante de su dolor. Él supo hacer lo que tanto nos cuesta hacer a nosotros en las relaciones personales. Nos dejamos llevar por las apariencias, por lo que dicen, por lo que nos molesta o duele, por lo que sentimos….
Soy persona que fácilmente se “altera” y sufre por los comportamientos de los demás, cuando no los veo apropiados, cuando los considero injustos… (al igual que sufro por los míos propios). Pero últimamente está siendo lección de vida, que al ahondar en las situaciones, al “atar cabos”, las cosas nunca son lo que parecen a primera vista. Para lo que sucede, solemos dar explicaciones basadas en la experiencia del entorno social reducido en el que vivimos o del “mundo personal” aún más reducido. Sin embargo todo es mucho más complejo.
Tomaré como ejemplo la sabia actitud de José para mis relaciones con los demás. Aunque forme mi opinión al respecto de cualquier hecho o conducta, callaré. Seguiré analizando la situación desde el silencio. Y si al final el tiempo diese la razón a mis primeras conjeturas, trataré de poner en práctica el amor y la misericordia acordándome de las infinitas veces que yo no estuve a “la altura”. Ayúdame Señor a ello.

Comments are closed.