DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR

Posted on febrero 23rd, 2012 in > DESDE LAS PERSONAS SIN HOGAR by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

Los períodos de “desierto” son etapas normales y necesarias en la vida. En la realidad de las personas sin hogar, muchas veces corremos el riesgo de caer en la  desesperanza. La situación en la que se encuentran estas personas es muy compleja y está llena de avances y retrocesos continuos, llenos de momentos muy buenos, pero también de otros en los que parece que las cosas no van a mejorar nunca. Nosotros en nuestra labor, no podemos dejarnos abatir por el desánimo, sino ser constantes en la oración y estar unidos a Dios con más fuerza en los momentos en los que, aparentemente, no hay nada que hacer; simplemente estar a su lado, y tratar de iluminar de alguna manera su camino, con una palabra de aliento, un consejo o, simplemente, con nuestra presencia. No obstante, al final, son las personas las que, desde su libertad, deciden por dónde quieren caminar, y ésta es la parte más dura de nuestro trabajo; ser testigos muchas veces del deterioro que sufren y de sus recaídas, llegando incluso a perder a muchos de ellos en el camino.
Es importante no perder la fe en las personas, pero sobre todo, en Dios, que es quien nos impulsa y nos llama a ESTAR, de diferentes formas, al lado de los hermanos, en todo momento –en los momentos de alegría, pero también y sobre todo en los de desierto-, respetando los tiempos de cada uno, yendo a su compás y no al nuestro.


Post a comment