DESDE LOS ABUELOS

Posted on noviembre 17th, 2011 in > DESDE LOS ABUELOS by admin

(Mujer, casada, madre tres hijos, cinco nietos, voluntaria de Cáritas)

Este evangelio me hace estremecer porque temo que al final de mis días cuando me presente ante Dios, me diga que me aparte de Él , porque en muchas ocasiones de mi vida no he hecho lo que tenía que hacer  (ni dar de comer al hambriento, ni de beber al sediento, ni he hospedado al  forastero, ni he vestido al  desnudo , ni he visitado a los encarcelados ni visitado a los enfermos ) , simplemente porque
estaba tan pendiente de mi vida que no me fijaba en el dolor de los demás.
Por otro lado pienso que Dios es misericordioso y aunque a veces haya dejado de hacer ésas cosas con mis hermanos , El va a tener en cuenta las veces que si las he hecho. Pero también me pregunto ¿ Que pesará mas en la balanza de Dios , el bien que he hecho o el bien que  he dejado de hacer?.
Mi propia respuesta es que debo recapacitar en éste evangelio y pensar que aunque Dios es misericordioso también  quiere que le obedezcamos y que actuemos con  nuestros hermanos  de la mejor manera posible , porque como Padre que es, quiere que todos sus hijos se amen,  y yo debo recordar siempre ésto y  tratar a mis hermanos  con  amor y caridad hasta que me muera.
Y al final pienso que no debo tener miedo, porque sé que si acudo en busca de su ayuda , me la va a dar, me va a dar  la fuerza necesaria para que pueda  vivir como Él quiere que viva , y así,  al final de mi vida , la balanza se incline mucho más ante los actos buenos que antes los malos o buenos sin hacer.

Post a comment