DESDE LA ENFERMEDAD

Posted on noviembre 10th, 2011 in > DESDE LA ENFERMEDAD by admin

(Mujer casada, madre de dos hijas, una de ellas enferma crónica, trabaja, enferma de cáncer)

Hay un dicho popular: “Dios aprieta pero no ahoga”. Es parecido al evangelio, a cada cual según su capacidad. En el sufrimiento todos sufrimos, pero parece cierto que mientras a unas personas les ahoga ese sufrimiento, otros son capaces de llevarlo adelante, incluso con alegría. Creo que la diferencia está en ser capaces de poner a Dios en medio del sufrimiento, en medio de nuestra vida. Poner en manos de Dios aquello que nos hace sufrir, dejar que Dios actué en esa circunstancia y en nosotros para que seamos capaces de verle a Él en la enfermedad.

Post a comment