DESDE LA SOCIO-ECONOMÍA

Posted on julio 17th, 2011 in > DESDE LA ECONOMÍA by admin

((hombre, casado, con tres hijos, trabaja, miembro activo de dos movimientos sociales, pertenece a comunidad cristiana)

Jesús es absolutamente realista: sabe que lo mejor y lo peor puede conquistar el corazón de las personas. Pero tiene paciencia en que la semilla y la cizaña crezca, para después separarlas por sus frutos: lo malo se quemará, lo bueno se guardará. Y sobretodo cree en la fuerza invisible de Dios que hace crecer la semilla, aún es ambiente hostil.
Esta parábola me recuerda lo que está pasando con el movimiento del “15M o “Democracia Real Ya”. Es evidente que hay muy buena semilla (cristianos y no cristianos) en ese movimiento en pro de una justicia política y económica más humana y cercana a los más excluidos (a pesar de la información sesgada que presentan nuestros medios de desinformación masivos). Pero también es obvio que hay quien mete cizaña, quien sólo busca sus intereses y que hay intentos de boicot y de manipulación desde dentro y desde fuera.
Creo que la actitud evangélica sería intentar apoyar toda la buena semilla que existe en este movimiento, y no despreciarlo por completo porque haya cosas que no nos gusten. Jesús nos enseña que, en nuestro mundo, no hay casi nada puro, sino que lo bueno y lo malo crecen juntos y que parte de nuestro trabajo será infecundo. Aún así, nos invita a trabajar porque crezca la buena semilla y una vez madure, desechar lo malo. Además nos recuerda, que la buena semilla crece de manera portentosa, como el grano de mostaza.
Así es, según Jesús, el Reinado de Dios: semillas que crecen junto a la mala hierba, pero que gracias a la fuerza de Dios, da buenos frutos.

Post a comment