DESDE EL TRABAJO

Posted on febrero 25th, 2011 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, con una hija, el matrimonio pertenece a movimiento cristiano)

Hace muchos años me contaron la anécdota de que una señora llamaba a esta lectura “el Evangelio de lo vagos”, porque leído sin detenimiento pudiera parecer que nos anima a todos a no hacer nada, a vivir como los lirios del campo. Sin embargo, la lectura dice justo lo contrario: Dios sabe de sobra que necesitamos vestir, comer… por ello no debemos “agobiarnos” sino contar con Dios para estas cosas tan materiales también.
A Dios le ocupa, como a ti y a mí, la vida cotidiana. Pero eso no es excusa para que las cuestiones mundanas y económicas sean las únicas que te agobien. ¿Estás agobiado por un compañero de trato difícil, por la marcha de tu empresa, por las cuentas a final de mes?… ¡Es normal!. Pero ¿no crees que vivirías mejor esas preocupaciones si estuvieras, además, ocupado en conocer más a Dios, en saborear su dulzura y ternura cuando estás agobiado?
Reza a Dios por lo que te preocupa cuando llegan las facturas, por los compañeros complicados, por las dificultades económicas a tu alrededor… Y hazlo con la sencillez de los lirios del campo. Dios no se va a olvidar de ti, ni de mi.

Post a comment