DESDE EL TRABAJO

Posted on febrero 4th, 2011 in > DESDE EL TRABAJO by admin

(hombre, casado, con una hija, el matrimonio pertenece a movimiento cristiano)

Hay que ver la cantidad de gente sosa que hay en el mundo… Sin sal, sin alegría, sin esperanzas. También hay que ver la cantidad de gente que confunde la sal con la pimienta (lo picante, lo que duele…). Y hay gente que nunca ha probado nada que no sea soso.
En nuestro quehacer diario, con nuestros compañeros de trabajo vivimos estas realidades como si fuera “lo normal”: gente que pasa desapercibida, gente que hace daño, y gente que parece que todo le da igual.
Ante esta realidad nuestra misión está muy clara en la Lectura: ser sal y ser luz.
Ser sal, ser condimento que mejora la realidad, no la sustituye ni la adultera. Mejorar la realidad en la que nuestros compañeros, clientes, proveedores, jefes, subordinados… se mueven día a día. No hace falta cambiar el sistema, sólo una sonrisa, un esfuerzo, cierta comprensión.
Ser luz. Iluminar aquello que no se ve, que está oscuro. ¿No tienes ningún sendero nuevo que iluminar, ninguna realidad laboral que mirar desde otra perspectiva más trascendente, ninguna persona a quien mirar con una luz más cálida?
¡Qué misión tan bonita la nuestra! Ser sal, y ser luz. ¡Qué sencilla misión!.

Post a comment