POR UN AMA DE CASA

Posted on noviembre 25th, 2010 in > POR UN AMA DE CASA by admin

(mujer, casada, con cinco hijos, pertenece a comunidad cristiana de matrimonios)

Algunas veces trabajo fuera de casa, pero siempre toca faena dentro. He sido ama de casa por voluntad propia, otras veces por necesidad y siempre por obligación.
Alguien se tiene que ocupar de que el engranaje de la rueda funcione: que la ropa esté limpia, que la comida esté preparada, la despensa abastecida, las cosas recogidas, cuadrar las consultas médicas, las tareas de los niños, ajustar el presupuesto familiar,…
¿No me estaré metiendo demasiado en “cosas que hay que hacer”? ¿Me estaré olvidando que el engranaje que más hay que engrasar es el de las “cosas de Dios”? En mi ajetreada vida ¿no estaré posponiendo la oración para cuando sea más tarde, para cuando tenga un hueco, para por la noche cuando estoy cansada y si acaso dedico unas migajas?

Post a comment