DESDE LA EVANGELIZACIÓN MISIONERA

Posted on octubre 17th, 2010 in > DESDE LA EVANGELIZACIÓN by admin

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

La Palabras de Jesús son duras en esta ocasión. Hacen que nos planteemos qué tipo de fe tenemos, cómo oramos y le pedimos al Padre.
La gente sencilla, humilde, la que no tiene tantos vienes materiales vive la oración y la petición de forma muy distinta a nosotros. En muchas ocasiones nosotros oramos para recibir, y pedimos cosas, que necesitamos inmediatamente para sentirnos bien. Pedimos desde nuestro egoísmo. Ellos lo hacen con una fe inmensa en que Él les dará lo mejor para su vida, les hará realmente justicia con los problemas que viven.Como dice el texto “gritan día y noche”. No se cansan de tener a Dios en su boca y en su día a día, continuamente sin cansarse. Eso les hace sentir que Dios es un Padre bueno que los cuida, aunque en muchas ocasiones sientan, enfermedad, miedo, soledad, frío, hambre, dolor…
A la hora de evangelizar en nuestro día a día, en nuestro trabajo, en nuestro entorno… Deberíamos aprender de ellos, de los pobres, ya qué su fervor, su humildad y sencillez es, lo que les hace transmitir a Dios y la alegría que vivir desde Él da a tu vida. Recuerdo a una Señora mayor, que he conocido este verano, y que repetía una y otra vez: “Diosito me lo dio y Diosito me lo quitó, y el sabe bien porque hace las cosas aunque yo no las entienda”.

Post a comment