DESDE EL PARO

Posted on octubre 8th, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

Uno de cada diez… Yo sería ese uno… ¿no? ¡Qué menos que un “gracias”…!
¡Qué fácil es pensar que me merezco todo lo bueno que me pase! ¡Qué cotidiano creer que es injusto sufrir todo lo que yo creo que es negativo! ¿Tenemos la óptica del yo en un superlativo absoluto constante? Pues sí.
Utilizamos con tanta frecuencia cada uno nuestra propia regla de medir lo bueno y lo malo para que se ajuste a nuestra idea de lo correcto, oportuno, deseable, perdonable, censurable, que perdemos la medida real de lo que es singular… ¿Seré capaz de cambiar mi ego visión del desempleo por una mirada abierta, renacida y reinventada?
¿Cuántas veces me quejé de mis jefes esperando que la justicia divina erradicara ese mal? ¿Cuántas veces pensé que estaba mal pagado para la cantidad de horas y esfuerzo que dedicaba a la compañía? ¿Cuántas veces maldecía el despertador al recordar la larga jornada por venir? …
¿Cuántos días agradecí a Dios el hecho de formar parte de un proyecto, de tener una ocupación remunerada que me permitía crecer, mejorar y hacer crecer y mejorar a los que tenía mi lado? ¿Cuántos días me alegré en la satisfacción del trabajo duro realizado aunque nunca fuera valorado? ¿Uno de cada diez…?

Post a comment