DESDE EL PARO

Posted on septiembre 23rd, 2010 in > DESDE EL PARO by admin

(hombre, casado, con un hijo, en paro, su mujer trabaja)

“… ni aunque resucite un muerto” ¿Cuántos signos de convertir habré pasado inadvertidos?
¿Cuántas señales que apremian un cambio dejo atrás cada día? Aún en momentos de inestabilidad económica reconozco mi soberana abundancia de bienes, de dones…
¿Seré yo algún día como aquel pordiosero desarraigado que pide en el barrio? ¿Empezó su historia de “Lázaro” perdiendo acaso su empleo, después una adicción quizás…, descuida y daña entonces a su familia, después sus amigos, y ya nunca se recupera? ¿Nadie es capaz de ver en él un signo vivo de alarma en su propia vida o en su propia familia? ¿Por qué no actúo?
Soy responsable de administrar lealmente los bienes que poseo…. ¿cómo es que me creo que me pertenecen? ¿Sólo porque trabajé para obtenerlos? ¿Acaso no fueron todos un regalo de Papá Dios? ¿Elegí yo nacer en el cómodo primer mundo? ¿Elegí yo acaso disponer de mis necesidades cubiertas desde que recuerdo y poder así desarrollar las capacidades que generaron esos bienes?
Sólo el que se libera de la propiedad podrá repartir convenientemente sus dones. Sólo el que vive con fe el desprendimiento de la comodidad y de la seguridad será pleno en su felicidad. Sólo el que escucha la Palabra y la practica.

Post a comment