PRIMER PASO: LECTIO

Posted on septiembre 26th, 2021 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Marcos 9, 38-43. 45. 47-48

El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te hace caer, córtatela

En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.» Jesús respondió: «No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno. Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos la infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.»

 

NOTAS BÍBLICAS

(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

El grupo de los Doce Apóstoles pretende hacerse con la exclusiva del nombre de Jesús, cosa que él impide. Frente a la ineficacia de los Doce para expulsar a un demonio, narrada en este mismo capítulo, Marcos muestra el éxito de ese desconocido usando el nombre de Jesús.

Frente a las discusiones de los Doce en el domingo anterior sobre quién es más grande en importancia, Jesús advierte sobre la fe de los más pequeños , los más insignificantes en importancia, que nadie debe dañar.

Jesús hace ver que para entrar en el Reino hay que mirar a la meta correcta (ojo), elegir el buen camino (pie) y realizar las acciones convenientes (mano). Anteriormente Jesús ha ido ya curando a ciegos (ojos), paralíticos (pies) y a personas sin movilidad en las manos.

El infierno del que habla (gehenna) era el quemadero de basura de Jerusalén.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 26th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ACCIÓN MISIONERA (Preparando el octubre Misionero)

(mujer, casada, trabaja, 2 hijas, responsable de ONG-D, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

En el Evangelio de este domingo Jesús ataca duramente nuestros juicios hacia los demás. Es triste pensar en tantas ocasiones, dentro mismo de la Iglesia, en las que hablamos de «nosotros» y de «ellos», de «los otros», de «los de dentro» y «los de fuera». Me pregunto cuántas veces he herido el corazón de Cristo tratando a otros hermanos como extraños, juzgándolos y no acogiéndolos en mi corazón, con corazón de madre… con corazón misionero.

A lo largo de mi vida de fe, de mi vida comunitaria, de mi vida inserta en mi parroquia y en mi diócesis, y de mi servicio misionero; me he sentido profundamente llamada el ecumenismo: a la unión de todos los carismas, confesiones y religiones. El ser testigo de la transmisión de la fe en otros países y realidades, me ha hecho descubrir cómo Dios se acerca, y se ha acercado a lo largo de la historia, de formas diferentes atendiendo a la idiosincracia de cada pueblo y persona. Dios se quiere hacer el encontradizo con sus hijos y se vale para ello de los medios más inescrutables; a veces de la tempestad, a veces del susurro en el viento.

¿Quién soy yo para juzgar sus caminos? ¿Quién soy yo para juzgar a mi hermano?

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(mujer, casada, cuatro hijos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Jesús nos pide que seamos absolutamente Suyos y que no impidamos a los demás acercarse a Cristo, ya sea buscándolo, ya sea escandalizados.

Ser de Cristo, vivir en Cristo, llevar a Cristo a los demás, desapegarme de todo lo que me aleje de Cristo, ser fiel a Cristo: el Amor Eterno, el mismísimo Dios. Y esto implica recorrer el camino que recorrió Cristo (no va a ser el discípulo más que el maestro) y amar la cruz, ofrecer el sufrimiento, amar hasta que duela, en mi hogar, en mi familia, en mi comunidad, dónde Él me ha pensado. Para salvarnos en racimos.

Todo lo que me aleje de Cristo me lleva al infierno, al sufrimiento y la muerte eterna, a no tener el gozo de adorar a Dios por toda la eternidad.

Es tan radical que no permite tibiezas. «O Conmigo o contra Mi».

¡Contigo, aunque me caiga 100 veces por el camino mi Señor!

TERCER PASO: ORATIO

Posted on septiembre 26th, 2021 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Señor Jesús, surgen en nosotros, compulsivamente,

pretensiones de dominio que sometan a los demás,

pretensiones de sentirnos superiores, mejores, por encima de los demás

pretensiones de posesión casi insaciable,

voraz,

lindando lo patológico.

¡Lo que haríamos si nos tocara la lotería!

Señor Jesús, somos humanos,

demasiado humanos,

aferrados a nuestros pequeños idolillos

de prestigio,

de autosuficiencia,

de control…

control incluso de tu espíritu de vida y salvación,

control de tu nombre y su eficacia,

control de tu presencia salvadora en la realidad,

en lo mejor de los seres humanos,

en los mejores hombres y mujeres

que generan,

cuidan

y amplifican

la vida humana.

Señor Jesús, Tú eres, en vivo y en directo para la humanidad

la generosidad en el cuidado de la vida,

la paciencia frente a las necedades de los que nos decimos creyentes,

la concentración en lo esencial que orienta, sana y libera,

la sabiduría que humaniza sea cual sea la situación de la persona,

la perseverancia en la confianza en las capacidades de los seres humanos que nos acercamos a ti,

la sabiduría accesible de Dios para todos los hombres,

sea cual sea su condición,

su situación,

su biografía,

su deterioro.

Señor Jesús,

que prevalezca en mi la generosidad y el servicio,

que mantenga la disciplina y las buenas maneras,

que sacrifique mis mezquindades por el bien de otros,

que pueda ofrecer destellos de tu luz,

que ponga mis capacidades y bienes al servicio de los demás,

que mantenga la paciencia en esta especie de árbol de los monos que son nuestras ciudades y trabajos,

que sepa sobrellevar con misericordia los inconvenientes de la convivencia,

que busque la belleza de la verdad, del bien, de la justicia en mi vida cotidiana,

que mantenga la amabilidad en todo momento,

y especialmente en los momentos de impertinencias o de daño realmente evitable.

Que vea a todos realmente como lo que son, mis hermanos y hermanas.

Que vivía en todo la paz de corazón.

Que viva siempre el hoy de tu presencia, el hoy de Dios en mi transcurrir cotidiano

en estos tiempos extraños en la sociedad, en la Iglesia, en todas las biografías de los que me rodean.

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on septiembre 26th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

El evangelio de este domingo es de esos que dice uno: Señor, ¿cómo podré entrar en tu Reino…?

Pero es de agradecer que el Señor diga las cosas claritas, sin paños calientes, muy aplicables a nuestra vida:

El que no está contra nosotros está a favor nuestro: ¿cuántas veces nos creemos en nuestras parroquias, en la catequesis, en las ONG`s  en que trabajamos…los poseedores de la verdad y no ponemos en guardia cuando alguien hace algo de otra manera, pero con el mismo fin? Deberíamos ser inclusivos y no al contrario, sobre todo con los nuevos que se acercan por primera vez o dan el paso de ofrecerse a la Iglesia. ¿Qué importa nuestra veteranía, acaso no dijo el Señor que premiaría igual a los jornaleros de última hora?

La rueda de molino para los que escandalicen a los más pequeños: nuestra manga, se va haciendo cada vez más ancha, para nosotros, claro, no para los demás. Nos convertimos en lo que podríamos llamar, el sacristán malo, aquel que está todo el día cerca de las cosas de Dios, pero sin embargo le pierde el respeto a lo sagrado. ¡Cuánto cuidado debemos tener con nuestros actos y con lo que decimos…! ¡Podemos hacer tantísimo daño a la Iglesia…! No somos conscientes de que estamos en el punto de mira de mucha gente, a veces injustamente, porque nos juzgan con un rasero muy rígido, pero es lo que hay, la sociedad laical acecha a los cristianos en sus errores aunque, como ellos, somos humanos y nos equivoquemos, para ellos, desgraciadamente, no tenemos derecho. Nuestro ejemplo como cristianos debe ser impecable, porque un desliz, una broma mal dada, un comentario desafortunado…uff, por desgracia puede echar para atrás a gente que se acerca a la Iglesia y qué decir de los niños que nos ven como ejemplo en casa, en la escuela, en la catequesis…

Si tu mano te hace caer…: Somos conscientes de nuestras limitaciones, ¿por qué entonces no intentamos poner remedio?

Si sabemos que si vamos a un centro comercial, lo más probable es que compremos cosas superfluas, pues tratemos de ir lo menos posible. Si sabemos que dejando de ir a misa,  a los encuentros de la comunidad, de hacer oración… nuestra fe se resiente, pues hagamos el esfuerzo de ser constantes. Si sabemos que nos cambia el humor por estar muy cansados, ¿por qué nos da por apurar tanto en el trabajo, por quererlo hacer todo el mismo día? ¿por qué no respetamos las horas de descanso y trasnochamos, o nos quedamos embobados viendo tonterías en la tele? ¡Encima, con lo cara que está la luz…!

Pidamos al Espíritu Santo que nos haga ver nuestras debilidades, que seamos honestos con nosotros mismos al descubrirlos y que intentemos poner remedio con celeridad.

PRIMER PASO: LECTIO

Posted on septiembre 19th, 2021 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Marcos 9,30-37

El Hijo del hombre va a ser entregado. Quien quiera ser el primero, que sea el servidor de todos.

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará.» Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: «¿De qué discutíais por el camino?» Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó llamó a los Doce y les dijo: «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos.» Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: «El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado.»

 

NOTAS BÍBLICAS

(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Después de que fueran increpados los discípulos el domingo anterior por no comprender el camino que Dios ha previsto para el Mesías, ahora los mismos discípulos no se atreven a preguntar a Jesús por el significado de la pasión como meta del camino, el de ser matado y resucitar.

En la casa donde vivían en Cafarnaúm, Jesús les enseña quién es el más importante identificándose con un «paidos» -aquí traducido por «niño» que Marcos lo ha usado ya para niñas de 12 años-, aquel que en la casa hacía tareas de servicio doméstico, por tanto «el último y el servidor de todos». No se identifica con un «paidos» cualquiera, sino con uno «como éste», es decir, de los servidores de casa. Acoger a un niño es acoger a Jesús y a quien le ha enviado

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on septiembre 19th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ACCIÓN MISIONERA (Preparando el octubre Misionero)

(mujer, casada, trabaja, 2 hijas, responsable de ONG-D, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Realmente creo que, a veces, es complicado compaginar los estándares sociales y profesionales actuales, con los valores evangélicos. En más de una ocasión me he encontrado en la tesitura de tener que lidiar con la posición o los éxitos profesionales, desde el mensaje de humildad y servicio que el Señor nos plantea. Y desde esta inquietud, me surge la oración: Señor, dame tu Espíritu, para entender siempre el trabajo como una de mis principales misiones como seglar y poner mis responsabilidades al servicio de los otros y del Reino. ¡Qué hermoso cuando Dios nos cambia el corazón y nos convertimos en los últimos!

El evangelio de este domingo se me plantea como una llamada y un aprendizaje para luchar contra mi soberbia y mi egoísmo, para poner a Dios y mis hermanos en el centro de todo. El Señor nos llama a ser humildes, a ser como niños, a ser como Él… a ser misioneros; a desprendernos de todo y poner toda nuestra vida en pos de la Buena Nueva. Hoy especialmente doy gracias al Señor por todos los misioneros que han formado parte de mi vida de Fe, que han sido para mí reflejo de Cristo y modelos de quienes hacen realidad el mandato de ser los últimos.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”

(mujer, casada, cuatro hijos, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar) 

Oh Señor, cuántas veces esperamos la gloria, el triunfo, la satisfacción del trabajo bien hecho, las felicitaciones… Nuestro orgullo tiene sed del mundo. La gran tentación. Pero Tú nos presentas otro camino, la humillación, la mansedumbre, el sufrimiento, la aparente derrota… para Triunfar en Tu Reino, que no es de este mundo.

Y nos das una pista, porque no vemos, «acoger a un niño en tu nombre». En tu nombre, unidos a Ti por la oración y los sacramentos, siguiendo los pasos de tu doctrina, dejándonos usar por Ti, desde la mansedumbre y la humildad. Así hemos de acoger a los niños.

Jesús insiste mucho en los niños. Podría decir un anciano, un mendigo, un enfermo… pero no, dice un niño. Y siendo madre, comprendo lo difícil que es. Los niños son muy tiernos e inocentes y son «diamantes en bruto»: muchos dones por pulir… mucha paciencia, mucho cansancio. Es una lucha continua. Te imitan en lo bueno y en lo malo. Te lo cuestionan todo. Te ponen un espejo y te ves reflejada en ellos. Te vuelven la vida del revés. Los niños te sacan de la comodidad en la que estabas instalada y te exigen el 200% de tu esfuerzo. No tienen instrucciones y cada uno funciona a su estilo. Los niños te convierten en servidores permanentes por amor.

Ser «Jesús» para ellos y que ellos sean «Jesús» para mí. En ellos está mi salvación. En sembrar Tus raíces en ellos para poder alimentarnos todos de Ti.

Solos no podemos, pero «todo lo puedo en Aquel que me conforta»..

TERCER PASO: ORATIO

Posted on septiembre 19th, 2021 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Señor Jesús, tú y tu soledad.

Señor Jesús, tú y tu oscuridad.

Señor Jesús, tú y tu y misterio.

Muchas veces presiento que vivir es, en honda y gran medida, andar solo.

Pero por ti sabemos que una persona puede hacer cosas increíbles

si tiene suficiente confianza en sus fundamentos,

si tiene suficiente amor en sus relaciones.

si tiene suficiente esperanza en la verdad que es,

en la verdad que vive,

en la verdad que aspira al respirar consciente y piadosamente

Señor Jesús, maestro, camino, verdad y vida…

Vivimos una época donde vivir es, día a día y noche a noche, andar sobreponiéndose

a las contradicciones internas y externas,

a las impertinencias reales o imaginarias,

a las dentelladas de los animales y las sombras que todos cultivamos,

como si algo esencial, íntimo, constante

no funcionara adecuadamente en nuestro deambular humano.

Pero por ti sabemos que enraizados en el poder de Dios

que se manifiesta en el silencio habitado del corazón humano,

que resplandece en el permanente deseo de amar y de amado de cualquier ser humano,

que habita en el cuidado de cualquier indicio de vitalidad,

podemos acceder a la capacitación esencial para vivir como hijos de Dios,

podemos sentir el impulso irresistible para colaborar con la vida que se abre paso por doquier,

podemos captar con toda certeza lo que nos impele

más allá de los catecismos,

más allá del derecho canónico,

más allá de las estructuras de poder eclesiasticísticas,

que van de negro, negro, negro…

Poder de Dios para bienser, vida en la vida;

para bienlograrnos, vida consciente camino de la vida que no se acaba;

para bienamarnos vida fraternal enraizada en la comunión de las comuniones que intuimos que es la realidad.

Señor Jesús, ¿qué sería de nosotros sin ti?

Señor Jesús, espejo que no miente.

Señor Jesús, permanente enmienda a la totalidad a nuestras chapuceras artimañas de autojustificación.

Señor Jesús, que habitas en nuestra soledad.

Señor Jesús, que habitas en nuestra oscuridad.

Señor Jesús, que habitas en nuestro misterio.

Señor Jesús, que sostienes nuestra vida.

Señor Jesús, que te ocupas de nosotros.

Señor Jesús, sabiduría de Dios que siempre acoge

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on septiembre 19th, 2021 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on septiembre 19th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(hombre, 3 hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Cuando nos ponemos nosotros en el centro,  con nuestro orgullo, nuestras pretensiones y nuestras quejas, caemos en la tentación de perder esa inocencia de ser como niños que nos decía Jesús.

Él nos invita a bajarnos del pedestal de nuestro yo para que no prevalezca nuestro egoísmo sino Dios mismo. Él sí puede ocupar el primer puesto de honor en nuestra vida!! Ponernos libremente en el último lugar es elegir aquello que Dios mismo eligió en Jesús. Como Jesús, también  nosotros podemos acercarnos a nuestro prójimo sin miedo, ponernos a su lado, valorar sus cualidades, compartir bienes materiales y espirituales, animar dar esperanza, perdonar. Tenemos que cambiar el orden predominante del mundo, de prevaricación, injusticia, de alcanzar el poder a toda costa.

Jesús quiere cambiar ese orden poniendo en primer lugar el corazón humano, esto implica ir contracorriente. Tenemos que ser conscientes de nuestra nada, sentirnos pequeños ante Dios y ponernos en sus manos como un niño.

PRIMER PASO: LECTIO

Posted on septiembre 12th, 2021 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Marcos 8,27-35

Tú eres el Mesías. . . El Hijo del hombre tiene que padecer mucho.

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino, preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que soy yo?» Ellos le contestaron: «Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.» Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?» Pedro le contestó: «Tú eres el Mesías.» Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y empezó a instruirlos: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días.» Se lo explicaba con toda claridad. Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió y, de cara a los discípulos, increpó a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!» Después llamó a la gente y a sus discípulos, y les dijo: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.»

 

NOTAS BÍBLICAS

(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

El reproche de Jesús a Pedro, uno de los más duros del evangelio, porque su mentalidad es como la de todos los hombres y no como la voluntad de Dios, es bastante significativo. Jesús les enseña que su papel mesiánico es dar la vida por los otros; perderla en la cruz. Eso es lo que pide a los que le siguen, porque en este mundo, triunfar es una obsesión; pero perder la vida para que los otros vivan solamente se aprende de Dios que se entrega sin medida. El triunfo cristiano es saber entregarse a los demás.

Página siguiente »