PRIMER PASO: LECTIO

Posted on julio 4th, 2021 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Marcos 6, 1-6

No desprecian a un profeta más que en su tierra

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: «¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?» Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: «No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.» No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on julio 4th, 2021 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Decía un influencer católico esta semana: Somos enviados a iluminar, no a deslumbrar. Cuando iluminamos anunciamos a Dios y cuando deslumbramos, a nosotros mismos.

Hay un choque permanente en el mundo laboral. En un entorno con la atención focalizada hacia la excelencia profesional, parece que no tienes nada que aportar si eres el carpintero (o el de mantenimiento).

Aquí hay dos puntos importantísimos para afrontarlo:

– Decidirse: no se puede servir a Dios y al dinero. O se considera la profesión como una vocación (colaborando activamente en el plan de Dios), o como una carrera (para la que el plan de Dios la mayoría de las veces resulta un lastre).

– Lanzarse: Cuando llegó el sábado se fue a la sinagoga, no de bares. Si ofreces espiritualidad, vendrán a ti cuando tengan necesidad de ella. Pero tienen que saberlo. Nadie sabe por indicios lo que llevas dentro. Incluso enseñándolo descaradamente puede que no le presten atención, así que imagina las veces que tienes que dejarlo caer para que surja algún encuentro o conversación fructífera.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on julio 4th, 2021 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Señor Jesús, conoces mis viejas heridas abiertas:

mi amor insuficiente,

mi egoísmo lacerante,

mi propia imagen atormentada.

Son mis debilidades,

mis cojeras,

mis miedos

egocentrados

que me impiden respirar la libertad de los hijos de Dios,

que me impiden acoger tu palabra liberadora,

que me endurecen el corazón mientras

vivo en esta desquiciada época que me toca vivir.

Señor Jesús, sé que mi falta de fe dificulta la visión de tu presencia salvadora

y apenas puedo crecer como persona espiritual y creyente.

Señor Jesús, sé que puedo abandonarme a tu poder para poder convivir con mis límites.

Pero no me atrevo.

Señor Jesús, sé que siempre es posible tu misericordia para disolver

las cadenas de mi corazón y de mi inteligencia.

Pero mi soberbia me reviste de acero y de cemento.

Señor Jesús, qué difícil es abandonarme a ti.

A ti, el amor generoso y sabio sin límite.

A ti, la misericordia sabiamente infinita.

A ti, presencia que fascina y enamora

con esa sabiduría que restaña miserias

y sacia una sed enraizada en siglos y siglos de fracasos.

Señor, qué torpe soy.

Señor, qué necio soy,

Señor, qué ciego estoy.

Señor Jesús, auméntame la fe.

Señor Jesús, auméntame la inteligencia de tu salvación.

Señor Jesús, auméntame la sabiduría que hace de mi imagen de tu reino de salvación.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on julio 4th, 2021 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on julio 4th, 2021 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Posiblemente nos sintamos desmotivados, pensemos que lo más prudente es callar en gestos y en palabras para pasar inadvertidos. Total, tenemos un ambiente tan adverso que nos van a machacar. Además, como los del entorno nos conocen, seguro que se van a extrañar y nos criticarán porque tengamos conductas, demos mensajes o realicemos gestos “distorsionantes”, inapropiados para los tiempos que corren en los que los compromisos se diluyen, los valores se relativizan, lo sólido, lo que siempre ha servido de referencia, deja paso a lo líquido, las modas pasajeras, las verdades nacidas de opiniones infundadas. También gestos, conductas y mensajes inadecuados a lo que se lleva en mi familia, en mi grupo de relaciones, en mi barrio, en mi trabajo, en mi ciudad, en mi pueblo…

Aunque no seamos profetas en nuestra tierra, sepamos que en nuestra vida cristiana no estamos solos, que tenemos al mismo Dios en forma de Espíritu Santo en nuestro interior, y actuemos confiadamente con esa fuerza especial que se nos ha dado. Tengamos parresía, entendida como valentía, libertad confiada, siendo la fuente de nuestro actuar la presencia del Espíritu Santo en nosotros.