Desde la Playa

Posted on agosto 25th, 2019 in > CRISTIANOS EN VERANO by admin

 

(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)

 Se va acercando el final de este verano. Algo atípico para mí, por motivos laborales y personales, me veo en la obligación de estar, estas dos últimas semanas, a caballo entre mi casa y mi lugar de descanso.  Y es en este momento cuando me encuentro con la Palabra de Dios, hablando de nuevo claro, sin tapujos, transparente como una ola de levante que rompe en la arena.
Hay muchos caminos, carismas, dones, espiritualidades, pero hay un mandamiento por encima de todos, el amor, el servicio a los demás, el camino estrecho pero fascinante que nos enseña y nos ofrece Jesús.  En estos tiempos cuesta salir de esa autopista que es la vida que se nos vende a cada minuto, a cada pulsación de nuestro pulgar. Todo es el deseo de bienestar propio, mirar hacia nosotros mismos, poco o nada importa lo que pase a escasos metros nuestro, y menos si es sufrimiento o necesidad.
Por ello se hace preciso este tiempo de descanso para poner en marcha nuestro corazón, engrasarlo con el silencio y la presencia de Dios, contemplando todo lo que nos ha dado y dando gracias por ello, estoy seguro que ello nos pondrá en marcha con energías renovadas y con ganas de emprender el camino estrecho y maravilloso del servicio y de la mirada amplia.
Un abrazo y feliz final de verano.

Desde la Playa

Posted on agosto 18th, 2019 in > CRISTIANOS EN VERANO by admin

Desde la Playa

(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)

Los días pasan, más rápido de lo que uno quiere, algunos serenos, relajados, otros vertiginosos y molestos. No todo es como se nos vende en las redes sociales. Las familias también tienen malos días, días de levante, como se dice por Cádiz. Es en esos días donde se hace necesario poner todo de nuestra parte, donde se fraguan los cimientos, donde se descubre el amor, el perdón, la debilidad, la sinceridad, días necesarios para que todo se purifique, días en definitiva, para poner en el centro lo importante, y por lo tanto días necesarios, fundamentales.

El levante, poca gente aprecia su lado bueno, los que lo conocemos, esperamos su visita, no necesitamos mas de tres o cuatro días para llenarnos de su fuerza, de su agitación, todo lo mueve y lo conmueve, el agua se vuelve cristalina, el baño es una delicia, el paisaje se hace soñado, días de levante, días de verano y de verdad.

La palabra de este Domingo nos enseña en parte algo de esto, Jesús se nos presenta como un viento poderoso, arrasa con su mensaje los corazones de cada persona que tiene la suerte de reconocerle, y de esperarle. Esa llama, ese viento, que divide, que levanta a la gente de sus comodidades, ese es nuestro Dios, que purifica y que todo lo vuelve cristalino y claro. No huyamos del Dios que divide, vayamos en busca de esa verdad incontrolable. Un abrazo.

Desde la Playa

Posted on agosto 11th, 2019 in > CRISTIANOS EN VERANO by admin
11 de agosto de 2019            
DOMINGO XIX DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO C

Los seglares que comentan el Evangelio cada domingo, se toman un descanso. En Septiembre se reanuda el servicio habitual.
En AGOSTO ofrecemos cada semana un comentario realizado mientras se disfruta de las vacaciones y en referencia a ellas.

Lectura del santo evangelio según San Lucas 12, 38-42

Estad preparados

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino. Vended vuestros bienes y dad limosna; haceos talegas que no se echen a perder, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está vuestro tesoro allí estará también vuestro corazón. Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo. Y, si llega entrada la noche o de madrugada y los encuentra así, dichosos ellos. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.» Pedro le preguntó: «Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?» El Señor le respondió: «¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas? Dichoso el criado a quien su amo, al llegar, lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes. Pero si el empleado piensa: «Mi amo tarda en llegar», y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse, llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles. El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos. Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá.».

 

Desde la Playa

(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)

Desde la playa, desde este descanso relativo, donde la familia y los amigos, apuran cada segundo para disfrutar, cada uno a su manera, me encuentro con la Palabra de este Domingo, y me vuelve a interpelar muy directamente.

Me trae un pensamiento que me ronda desde hace tiempo; y es que la vida que vivimos no es realmente la vida que de verdad Dios nos ofrece, ésta nos la han preparado, nos hemos montado en ella, a veces de manera inconsciente y parece que estamos rodando como ratones en una noria. Esto que es bastante triste, nos lleva muchas veces a ser marionetas de un mundo dirigido desde altas esferas que muy lejos están del hombre de la calle.

Por ello, cuando este mundo ficticio lo paran, y le ponen el nombre de vacaciones, bajamos de la rueda, y acudimos desaforados a un descanso, que no es tal, olvidando lo esencial y acudiendo al reino que esta tierra de hombres no enseña como modelo.

Por eso es fundamental aprovechar este tiempo de descanso para ir abriendo los ojos, acudir a ese tesoro escondido, a nuestro corazón. El silencio y la simple presencia nos ayudarán. Ello, estoy seguro, nos llevará a bajar de esa rueda infernal, descubriremos otros caminos, otras maneras, nos miraran raro, incluso podrán no entendernos la gente cercana, pero los que tuvimos la suerte de descubrir a Dios, tenemos que recordar que se nos exigirá mucho, no podemos olvidar este mensaje y debemos emprender esta tarea.

Estemos siempre preparados, no lamentemos las caídas, tratemos de ser ejemplo de otro Reino, y no temamos, ÉL nos prometió la verdadera felicidad. Un abrazo.

abierto por vacaciones 

Posted on agosto 3rd, 2019 in > CRISTIANOS EN VERANO by admin

4 de agosto de 2019            DOMINGO XVIII DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A

Los seglares que comentan el Evangelio cada domingo, se toman un descanso. En Septiembre se reanuda el servicio habitual.
En AGOSTO ofrecemos cada semana un comentario realizado mientras se disfruta de las vacaciones y en referencia a ellas.

Lectura del santo evangelio según San Lucas 12, 13-21

Lo que has acumulado, ¿de quién será?

En aquel tiempo, dijo uno de entre la gente a Jesús: «Maestro, dije a mi hermano que reparta conmigo la herencia». Él le dijo: «Hombre, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre vosotros?». Y les dijo: «Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes». Y les propuso una parábola: «Las tierras de un hombre rico produjeron una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos, diciéndose: “¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha”. Y se dijo: “Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el trigo y mis bienes. Y entonces me diré a mí mismo: alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, banquetea alegremente”. Pero Dios le dijo:“  Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?” Así es el que atesora para SÍ y no es rico ante Dios».

Desde la Playa

(por hombre, casado, con tres hijos, trabajan ambos, en vacaciones)

La palabra de este domingo, vuelve a poner en contradicción el mensaje de Jesús y el mensaje de la sociedad en la que nos ha tocado vivir. Se nos recordará que nuestra vida no depende de nuestros bienes y frente a esta claridad nos encontramos con el desaforado mensaje de consumismo que nos llega a diario por todos lados. No creo que seamos conscientes de esta insatisfacción constante que nos genera el no tener de todo o simplemente el deseo de otras vidas que no son las nuestras.

Aquí en la playa, recién llegados, el mar nos recibe presente, entretenido únicamente en estar, todo se comienza a relajar, nuestras preocupaciones diarias se comienzan a difuminar, y los que tenemos la suerte de presenciar el mar en su tarea, debemos aprovechar la oportunidad de saborear la verdadera riqueza.

El reloj y el móvil en la mesilla, olvidados; la familia cercana, unida, no hay necesidad de mucho más, sólo recuperar la conciencia de lo importante, el verdadero tesoro que descubrimos hace tiempo, para ello tenemos este momento de verdadera presencia, que nos recarga el motor y que nos prepara para la vuelta a nuestra realidad, conscientes de tratar de vivir otra vida que la que se nos pretende vender.