PRIMER PASO: LECTIO

Posted on febrero 3rd, 2019 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Lucas 4, 21-30

Jesús, como Elías y Eliseo, no es enviado sólo a los judíos

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.»  Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?» Y Jesús les dijo: «Sin duda me recitaréis aquel refrán: «Médico, cúrate a ti mismo»; haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún.» Y añadió: «Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, mas que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, mas que Naamán, el sirio.» Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on febrero 3rd, 2019 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA JMJ 2019

(hombre, joven, trabaja, pertenece a grupo cristiano de jóvenes, participa en JMJ Panamá 2019)  
Luego de regresar de una experiencia tan increíble como lo fue la JMJ volvemos como jóvenes con una fe renovada, una vivencia inolvidable, y un fuego nuevo en nuestros corazones. Pudimos sentir a Dios vivo en nosotros y venimos con ganas de dar fe y testimonio de que realmente vive. Al hablar con las personas que dejamos para emprender el viaje, muchas preguntan «¿Qué tal les fue?», y escuchan estas historias de encuentro con el Señor, y tal como en la lectura, expresan su aprobación y admiración ante lo escuchado. Lo que sigue ahora es propagar este fuego a los demás, seguir evangelizando y llevando a Cristo a todo el que le necesita. Muchos dirán «¿No es ese Fulano, el hijo de tal?» Y se extrañarán de lo que anunciamos y nos llegarán a cuestionar. Pero está en nosotros mantener la confianza en Cristo de que el hará su obra, mientras nosotros cumplamos con nuestra parte. Y recemos para que el señor no nos permita apagar este nuevo fuego que arde en nuestros corazones, para que podamos llegar a ese leproso, o a esa viuda que esperan ansiosos escuchar de Dios.


DESDE EL TRABAJO

(hombre, casado, dos hijos, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Siempre nos imaginamos la evangelización en nuestro trabajo deslumbrando y saliendo a hombros. Nunca ocurre así. Cuando llevamos el Evangelio desnudo a nuestros trabajos, donde conocen lo poco que somos, y nos atrevemos a romper las dinámicas existentes suelen ocurrir tres cosas: La primera es que hay gente que se beneficia de la oscuridad, estos te depeñarán en cuanto intentes dar luz. La segunda es que hay gente que sufre la oscuridad, estos son los peores porque han tenido que justificarla durante años para adaptarse a ella, y tu vienes a recordarles su engaño. También te despeñarán. Y luego los demonios (los reales, no los metafóricos), que azuzarán los peores instintos de todos contra tí, porque es lo único que tienen para frenarte. Evangelizar mola cuando predicamos, es horrible cuando Dios nos pide que ejemplifiquemos con nuestra propia vida lo anunciado. Doónde nos conocen, sobran las palabras. Pero hay muchos ojitos cotillas, sentados tras las mesas y mostradores que no pierden detalle de tu vida. Y a veces se nos olvida que en un mundo que sólo ofrece muestras de éxito, de placeres y de evasiones, muchos de nuestros compañeros nos observan con atención porque les gustaría vivir sus cruces como las vive un cristiano.

TERCER PASO: ORATIO

Posted on febrero 3rd, 2019 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento eclesial)

Gracias, Dios Padre nuestro Misericordioso,
porque Tú nos invitas hoy a saber verte
y a lograr reconocerte en las personas
que Tú pones junto a nosotros cada día.
Ayúdanos a ser nosotros para los demás
mensajeros de la alegría tu Buena Noticia
y testigos y tu Amor y Misericordia cada día.
Ayúdanos a cumplir siempre tu Voluntad
para hacer vida en nosotros tu Evangelio,
y que tu Palabra de Vida se cumpla cada día.
No permitas nunca que nada ni nadie
logre jamás separarnos de Ti, Dios Bueno,
y ayúdanos a anunciar y comunicar tu Verdad
en medio del mundo y a todos la personas,
aunque muchos no logren entenderla.
Transfórmanos en fieles discípulos tuyos
para predicar con valentía el Evangelio.  Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on febrero 3rd, 2019 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin


¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on febrero 3rd, 2019 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, cinco hijos, trabajan ambos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¿Alguna vez has querido echar a Jesús de tu vida? ¿Empujándolo y alejándolo de ti porque no responde a tus expectativas?¿Porque piensas que tiene que ser Él desde tu punto de vista?
Jesús quiere romper nuestro muros, aquellos que nos impiden ver y actuar más allá de nosotros mismos, de nuestra «tierra». Quiere ser Él el que  estando dentro de nosotros y llenándonos, nos lance a las «periferias existenciales». A la nuestra propia primero y después a a aquellos más alejados, pobres social y espiritualmente, privados del amor de Dios.
Esta semana mira si te estás alejando del Centro que es Jesús. Y llenándote de Él , con la oración y la eucaristía, acércate a la periferia existencial que tienes más cerca. ¿Qué puedes hacer? ¿Por quién puedes orar? ¿Quién necesita de tu escucha o de un diálogo sosegado? ¿A quién conoces que esté buscando un hombro donde apoyarse o una ayuda económica?
.