PRIMER PASO: LECTIO

Posted on junio 17th, 2018 in > PRIMER PASO: LECTIO by admin

¿Qué dice el texto?
Lectura del santo evangelio según san Marcos 4,26-34

Era la semilla más pequeña, pero se hace más alta que las demás hortalizas


En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: “El reino de Dios se parece a un hombre que echa simiente en la tierra. Él duerme de noche y se levanta de mañana; la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra va produciendo la cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto, se mete la hoz, porque ha llegado la siega.”

Dijo también: “¿Con qué podemos comparar el reino de Dios? ¿Qué parábola usaremos? Con un grano de mostaza: al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas.” Con muchas parábolas parecidas les exponía la palabra acomodándose a su entender. Todo se lo exponía con parábolas, pero a sus discípulos se lo explicaba todo en privado.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

Posted on junio 17th, 2018 in > SEGUNDO PASO: MEDITATIO by admin
¿Qué nos dice el texto?
Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, trabajan ambos, cuatro hijas, viven su fe en la comunidad parroquial)  

Nuestras hijas son el mejor reflejo de la lectura de esta semana.
En primer lugar porque Dios nos las ha regalado conforme al plan que tiene trazado para nosotros. Y este plan puede parecerse e incluso coincidir con el nuestro, o no. En cualquier caso, una vez que aparecen las hijas en la familia, nuestra labor como padres se ha limitado a gestionar sabiamente los talentos que nos han sido dados de manera gratuita. Nuestra misión es acompanarlas y ayudarlas a crecer como personas y como hijas de Dios.
En segundo lugar porque ellas crecerán en cualquier caso, “produciendo la cosecha ella sola”. Sus vidas no pueden ser una extensión de las nuestras. Han de trazar su propio camino y descubrir el plan que Dios tiene preparado para ellas.
Finalmente porque una vez maduras, volarán del nido y crearán su propia familia permitiendo que “los pájaros puedan cobijarse y anidar en ellas”.

La definicion mas acertada de los hijos que conozco es la siguiente: Hijo es un ser que nos prestaron para un curso intensivo de como amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y de nosotros aprender a tener coraje..

DESDE LA LLAMADA A LA SANTIDAD

(mujer, casada, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)  

Que paciencia y buenas ideas tiene  el Señor para explicarnos las cosas, el Reino de Dios  como la simiente que va creciendo sola y como el granito  de mostaza.
La grandeza que viene de la pequeñez y de la humildad,  que  da cobijo y acoge.
Es verdad, nadie se acoje ni abre su corazón a alguien que vaya  de listo ni de santo…
Justamente para serlo hay q saberse pequeño y necesitado.

Hace poco puse en   mi whatsapp la frase “solo desde abajo llegarás al otro”,
para recordarme que ese es mi lugar, desde abajo, y que mirando a los demás desde esa posición, quizá  puedan encontrar en mi la acogida que ofrece el Reino d Dios y un lugar cálido donde “anidar” sus corazones.
Será una buena señal. .

TERCER PASO: ORATIO

Posted on junio 17th, 2018 in > TERCER PASO: ORATIO by admin

¿Qué nos hace decir el texto?
(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Te damos Gracias, Dios Bueno y Misericordioso,
porque Tú nos ofreces cada día tu Reino de Vida
para que pueda crecer en nuestro corazón,
y podamos compartirlo con cada hermano nuestro.
Gracias porque siempre nos ofreces la oportunidad
de llenarnos de tu Vida, para generar vida abundante
y llenar este mundo de alegría, amor y esperanza,
para que tu Paz y Amor reinen en medio de nosotros.
Ten Misericordia, Dios Bueno, de cada uno de nosotros
y ayúdanos Tú a ser siempre fieles colaboradores tuyos,
para construir tu Reino en medio de nuestra sociedad,
para que así, Tú puedas ser conocido por todos,
y para que la gran alegría de tu Buena Noticia
llegue a las persona de todos los lugares del mundo.
Enséñanos Tú, Dios Padre Bueno y Misericordioso,
a ser pacientes y a confiar en cada momento en Ti,
aceptando con fidelidad y fe tu Voluntad, y cumplirla,
para que tu Reino de Amor, Vida, Paz y Salvación,
llene de Ti, en todo momento, nuestro corazón
para así poder compartirlo con todas las personas
que Tú pones en el camino de nuestra vida.  Amén

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO

Posted on junio 17th, 2018 in > CUARTO PASO: CONTEMPLATIO by admin

¿Quién dice el texto?
(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

Posted on junio 17th, 2018 in > ÚLTIMO PASO: ACTIO by admin

¿A qué nos lleva el texto?
(matrimonio, dos hijos, él trabaja, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

En demasiadas ocasiones nos sentimos tristes en nuestra labor de evangelización, en nuestra construcción del Reino. Nos parece que lo que hacemos como cristianos, lo que decimos, lo que somos… nunca “va a crecer, a producir, a germinar”. Nos llega el pesimismo con nuestra Iglesia, con lo que va a ser de ella o hacia dónde vamos…

“Era la semilla más pequeña, pero después brota, se hace más alta que las demás hortalizas”

Para actuar desde el Evangelio de esta semana os proponemos:
-Un ejercicio de reflexión… Es un buen momento para mirar hacia dentro, para darnos cuenta de cuales son nuestros miedos, nuestras dudas, nuestras inseguridades… a la hora de hacer presente el Reino de Dios.
-Un ejercicio de fe… Haciéndonos conscientes de que nuestra única misión es la de poner la semilla. Es Otro el que se encarga de que crezca, germine y dé fruto, en la forma que considera, según su voluntad. Y todo eso sin que nos demos cuenta. Óralo, siéntelo…
-Un ejercicio de siembra… Echando la semilla sin descanso, en el terreno que tengamos cerca cada día, a cada momento. Sembremos con la confianza de que esa semilla crecerá a su ritmo y en la forma adecuada. Sembremos con las palabras, con las obras… con la razón, con el corazón… Sembremos. Que ningún terreno quede valdío por nuestra causa.

“La semilla germina y va creciendo sin que él sepa como”