DESDE LOS SIN TECHO

Posted on octubre 23rd, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by lourdes

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo”: un mandamiento tan fácil de entender como difícil de cumplir. Si no, preguntémonos cómo es posible que en la calle siga viviendo tanta gente carente de lo más elemental. ¿Permitiríamos acaso que a una persona a la que amamos la vejasen o agrediesen por el simple hecho de ser diferente? Si las amásemos como a nosotros mismos, ¿consentiríamos que durmiesen y pasasen hambre apenas a unos metros de nuestras casas? ¿Dejaríamos que sufriesen en silencio la enfermedad y el dolor que causa la soledad? No niego que las preguntas tienen algo de demagógico, pero no por ello deberíamos dejárnoslas de preguntar si pretendemos llevar a la práctica el mandato de Jesús. Él mejor que nadie predicó con el ejemplo. Afortunadamente, tampoco faltan personas que con su estilo de vida nos muestren que no hablamos de una utopía, y es que, para un cristiano, no basta con la limosna o el sentimiento de lástima.”

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on septiembre 26th, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

Publicanos y prostitutas, los aventajados en el camino del Reino de Dios. Términos estos que sin duda engloban a otros colectivos como pueden ser los de los inmigrantes, los presos, los niños de la guerra o las personas sin hogar, entre otros. ¡Qué paradoja! Los históricamente reconocidos como excluidos, de nuevo ensalzados por Jesús. Y es que Dios no ceja en su empeño de tratar de poner el mundo del revés, o mejor dicho, del derecho. Los que nos consideramos afortunados tenemos mucho que aprender de todas estas personas, y lo digo plenamente convencido. Sé que suena a tópico, pero lo que he vivido y aprendido durante estos años compartiendo momentos con las personas sin techo, no tiene precio. Son muchas las emociones y sensaciones vividas; demasiadas para enumerarlas en apenas unas líneas, pero lo suficientemente intensas como para resumirlas en un GRACIAS por haberme acercado a Dios.

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on julio 18th, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO,* SER LAICO HOY by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

En la realidad de las personas sin hogar no es fácil encontrar el fruto de la buena semilla. La cizaña, disfrazada de indiferencia, soledad, desidia de las administraciones o desprotección, es capaz de acabar por sí sola con cualquier atisbo de esperanza. Sin embargo, el haber sido testigo de recuperaciones increíbles, me ayuda a confiar ciegamente en el evangelio y a no ceder a la tentación de abandonar. Puedo dar fe de que, en situaciones en las que parecía que todo estaba perdido, la obra de Dios ha emergido por encima de las dificultades. Así, he visto cómo una toxicómana en fase terminal, que literalmente se arrastraba por las calles, ha encontrado trabajo y disfruta ahora de su hogar. Cuento también con orgullo cómo un ex convicto, con una vida totalmente desestructurada, colabora en un programa de ayuda a la reinserción de personas, cuyo presente se asemeja enormemente al que para él es ahora su pasado. Puede que esto no convenza a los incrédulos, pero yo las vivo como signo de la manifestación del Reino de Dios en nuestras vidas.

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on mayo 22nd, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

El próximo 30 de mayo se cumplirán cinco años de mi regreso de Alemania. Había viajado nueve meses antes para aprender el idioma, y como quería que el aprendizaje fuese lo más rápido posible, opté por matricularme en un curso intensivo para extranjeros. Pocas semanas después, estando en clase, el profesor nos pidió que tratásemos de contarle a los demás qué diferencias observábamos entre nuestra cultura y la alemana. Se suscitó entonces un debate lleno de frases inconexas y palabras ininteligibles, pero eso sí, con una enorme carga comunicativa. Muchas fueron las intervenciones, pero fue una la que me dio bastante que pensar. La realizó una chica africana (no recuerdo de qué país provenía), que no sin dificultad, repitió en varias ocasiones que, lo que más le llamaba la atención de las eucaristías europeas, era que la gente salía triste de los templos y que los pobres se quedaban en la puerta. Pocas veces unas frases tan mal construidas pudieron ser más elocuentes. Inevitablemente evoco sus palabras cada semana cuando acudo a celebrar la eucaristía y dejo en la puerta a varias de las personas sin hogar por las que pedimos unos instantes después durante la celebración. No sé si convendréis conmigo en que resulta cuando menos paradójico que, el Dios de los pobres, deseoso de ser comido y bebido por aquellos que más le necesitan, raramente ve cómo éstos participan del banquete al que nos convida.

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on abril 11th, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

Tiene que pasar mucho tiempo para que una persona sin hogar te abra las puertas de su vida más personal e íntima. Llegado ese momento (que no siempre ocurre y que tampoco es el objetivo perseguido), hay que ser muy cauto. Lo digo porque esa persona, normalmente sola, esquiva e insegura, podría llegar a confiarnos muchas de las decisiones importantes de su vida, y lo que sería aún peor, podríamos caer en la tentación de creernos “salvadores” de esas personas necesitadas. Ésta, entre otras, es la razón por la que trabajamos en equipo. Un equipo que trabaja conjunta y humildemente para llevar el mensaje del Buen Pastor a las que sin duda son sus ovejas preferidas.

  • Comentarios desactivados en DESDE LOS SIN TECHO

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on febrero 29th, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

Debe ser terrible vivir en la mendicidad. En concreto me refiero a la indignidad de sentirte inferior a cualquier otra persona y a tener que recurrir a la limosna para sobrevivir. Ignoro si el ciego del Evangelio dormía bajo un techo o no, pero sus vecinos, al igual que ocurre con muchos de los que acompañamos, dice la Palabra que lo identificaron porque era “- el que se sentaba a pedir limosna-”. Es decir, toda una vida, por muy distinta que pueda ser de la nuestra, reducida al “título” de mendigo.Sin embargo, hete aquí que el ciego se encuentra con Jesús y se produce un vuelco total en su vida. No sólo recupera la vista, sino algo más importante aún, recobra la categoría de persona. Jesús le da una nueva oportunidad, lo dignifica y lo convierte en un igual. Toda una catequesis en unas líneas del Evangelio, a la par que una sencilla exposición del que es el objetivo de nuestro acompañamiento. Ese, es el sueño que perseguimos. Y Jesús, el que toca al marginado, el que no pone condiciones para actuar y el que cura por amor y en sábado, el modelo a seguir.

  • Comentarios desactivados en DESDE LOS SIN TECHO

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on enero 24th, 2008 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

El encuentro cara a cara con Jesús es un momento íntimo, personal y único. Cada cristiano tendrá el suyo. El mío, al contrario del que se nos narra en el evangelio, no fue un flechazo. Diría más bien que me he ido enamorando poco a poco. En cambio, en lo que sí coincide, es en que lo descubro en la realidad de cada día, “echando las redes”. Me lo encuentro en el trabajo, en la comunidad, en la familia… pero también gritando amargamente en las situaciones de exclusión e injusticia. Quizás sea esa la razón por la que me siento atraído por la realidad de las personas sin hogar. Y es que bastan unas palabras con esas personas para descubrir, aquí al lado, en nuestros portales, situaciones tan injustas como las miles que asolan nuestro mundo. No nos dejemos llevar por las noticias que los desprestigian y encasillan bajo un determinado estereotipo. Defendámoslos de tanta humillación y desprotección. Lo necesitan. Te necesitan

  • Comentarios desactivados en DESDE LOS SIN TECHO

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on diciembre 20th, 2007 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

Preferiría no hacer comentario sobre este evangelio. Lo considero tan rico y profundo, que sólo orándolo desde la contemplación creo entender algo de lo que encierra este misterio. Me da incluso la sensación de que resaltar algo lo simplifica y desvirtúa. Sin embargo, quisiera subrayar algo de la Palabra de esta semana, y no porque lo considere más importante, sino porque me consuela pensar que de haber nacido Jesús en esta época, lo habría hecho rodeado de las personas sin hogar de nuestras ciudades. Es por ello que les invitaría que no olvidasen ni ignorasen en estas fechas a “los pastores” que viven en nuestras calles, a la espera de que un ángel (cualquiera de nosotros) se les acerque y les dé la Buena Noticia. FELIZ NAVIDAD.

  • Comentarios desactivados en DESDE LOS SIN TECHO

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on noviembre 16th, 2007 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

A menor escala, los augurios que realiza Jesús en el Evangelio pueden vivirse cada día en nuestras ciudades. Así por ejemplo, en la realidad de las personas sin hogar, convivir a diario con la tragedia es lo normal. De hecho, casi me atrevería a decir que el no tener un techo y el verse obligados a dormir en la calle no es lo peor que les sucede. Yendo a casos y experiencias concretas me pregunto: ¿Qué es peor, no tener un techo o no haber conocido lo que significa la palabra hogar? ¿O qué es peor, tener que pasar la noche en el banco de un parque o no poder conciliar el sueño por temor a una agresión? Y sin necesidad de tener que comparar, ¿qué sentiríamos si, a pesar de estar rodeados de miles de personas, experimentásemos una terrible sensación de soledad? Y en esta misma línea, ¿cómo llevaríamos que nos llamaran drogadictos o borrachos en lugar de enfermos? (la mayoría sufre enfermedades, una gran parte mentales, que no les son tratadas). Todo lo anterior, a lo que podría sumarse un “largo etcétera”, aderezado siempre con el desprecio del que son objeto por el mero hecho de ser diferentes…
Lo cierto es que los miembros del equipo nunca nos hemos sentido perseguidos por defender los derechos de estas personas pero, el sentirnos apoyados y enviados por Jesús, nos está dando fuerzas para no temer las consecuencias que pueda acarrearnos el denunciar todas las injusticias que se están cometiendo con este colectivo.

  • Comentarios desactivados en DESDE LOS SIN TECHO

DESDE LOS SIN TECHO

Posted on octubre 18th, 2007 in > DESDE LOS SIN TECHO by admin

(hombre, casado, trabaja, pertenece a comunidad cristiana, voluntario de patrulla de calle en ONG católica)

 

Al poco de entrar a colaborar con el equipo de transeúntes me dieron un consejo: “aunque te parezca que no hacemos nada, no te desanimes, nuestra labor es la de sembrar”. Quise entender entonces que las cosas habría que tomárselas con calma, pero que con trabajo y constancia todo iría saliendo. Sin embargo el tiempo fue pasando y empecé a comprender que el trabajo con las personas sin hogar sigue un ritmo diferente. Así por ejemplo, es habitual ver cómo personas a las que parece que se les reconduce su situación, en cuestión de días y por distintos avatares de la vida, todo se les desmorona y tienen que empezar de cero. Dicho así, sin ponerle nombre y apellidos, quizás no duela, pero cuando se trata de una persona a la que has acompañado durante muchas horas y de repente te cuentan que de nuevo la han visto durmiendo en la calle o que ha ingresado en prisión por una causa pendiente (o lo que sea), puedo asegurar que en un primer momento el desánimo te puede y sientes una tristeza profunda. Sin embargo, también puedo decir que han sido esos momentos los que me han permitido encontrar mucho consuelo en la oración. No viviéndola como bálsamo mágico, sino como un momento de encuentro con el Dios que tiene a esos hermanos como a sus preferidos. Los que formamos el equipo de transeúntes somos testigos de ello y esa es la razón por la que tratamos de vivir nuestro servicio con esperanza y desde la “or-acción”.

Página siguiente »