DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on diciembre 9th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(Matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

“Vino como testigo…para que todos creyeran por medio de él”
Al igual que en san Juan Bautista reconocemos un heraldo, un mensajero de Jesús, sería bonito que ayudásemos a nuestros hijos a ir reconociendo a los mensajeros que el Señor, en sus cortas o ya medianas vidas, ha ido colocando en su camino. A reconocer a tantas personas que Dios ha ido poniendo a su lado para allanarles senderos y prepararles caminos, a tantas personas que van haciendo de testigos vivos de Jesucristo.
Podríamos invitarlos a descubrir a Jesús en el compañero del cole que los anima a compartir un partido de fútbol, en la catequista que los reúne cada semana, en el ejemplo de entrega de los abuelos, en la alegría del encuentro con los primos… y de esta forma ayudarles a descubrir, en su día a día, la presencia cercana y viva del niño Dios.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on diciembre 1st, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(Matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Tras la lectura del evangelio de San Marcos, nos hemos preguntado cómo podemos, con nuestros hijos, preparar el Camino al Señor e ir allanando senderos para recibir, con un corazón limpio, al Mesías nuestro Salvador. En definitiva, se trata de intentar ser consciente del tiempo que recorremos, de lograr mantener nuestra atención y la de nuestros hijos para que la llegada de la Navidad no nos sorprenda o solo tengamos noticia de ella por los anuncios de la televisión.
Se nos ocurre animaros a preparar una corona de Adviento y que cada domingo, al encender una vela, cada miembro de la familia haga un pequeño “compromiso”, un propósito de enmienda que nos ayude a mejorar y a crecer, como pudiera ser charlar menos en clase, ser más obediente, compartir con los hermanos, ser mas pacientes (los padres)…y así, con la cuarta vela encendida, poder recapacitar sobre lo “mejorado” y dar gracias al Señor por este tiempo de Adviento que tan provechoso nos puede ser para celebrar, con mayúsculas, la NAVIDAD.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on noviembre 24th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(Matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Reiniciamos nuestro comentario semanal en una época, el adviento, tan esperanzadora y alegre para nosotros, como mágica para nuestros hijos. Pero hoy nuestra reflexión va dirigida  a nosotros, los padres.
Debemos permanecer atentos y vigilantes para lograr que, en estas fiestas que aguardamos, lo central sea el nacimiento del niño Dios, con su mensaje revolucionario de Amor; tenemos un tiempo litúrgico que debemos aprovechar para centrarnos en familia en lo realmente importante, en ir preparando Domingo a Domingo la Nochebuena, dándole importancia al encuentro familiar, a la acogida al hermano, a la alegría por la llegada de Jesucristo y su anuncio del Nuevo Reino. En definitiva, dedicar este tiempo a preparar el camino al Señor.
Por eso ¡¡OJO!!: “Mirad, vigilad (…) velad”… no sea que las luces, los regalos, las prisas…nos distraigan en el Camino.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on abril 21st, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Durante toda la semana, hemos realizado con los niños un recorrido por la Pasión de Cristo. Los diferentes tronos que hemos ido acompañando en las calles o visitando en sus templos nos han servido de catequesis virtual para ir iluminando ese pasaje evangélico, y ello con todo el lujo de detalles que la imaginería proporciona al espectador más atento. Los niños permanecen absortos ante la narración que sus padres y sus mayores les hacemos, mientras con su demoledor sentido común nos plantean interrogantes que con frecuencia nos dejan huérfanos de respuestas.
Sin duda, en su mente infantil prenden con fuerza tanto los dolorosos detalles de la Pasión de Cristo, como que el Señor se entregara a ésta por AMOR a todos nosotros y, en muchas ocasiones, impresionados ellos y nosotros por el injusto dramatismo al que se vio arrojado, olvidamos que la cruz tiene un reverso de luz y esperanza que constituye el origen, el sentido y la razón última de nuestra fe. El Señor RESUCITÓ, y todo lo anterior ha de servirnos como punto de partida desde el que guiar a nuestros hijos hacia Su encuentro, al que podrán llegar quizás más deprisa, como Juan, o es posible que más lentos, como Pedro, pero también con la decisión, el impulso y la energía de éste para adentrarse en el sepulcro y salir de él inundados de Dios.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on abril 15th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

No resulta sencillo detenerse y escoger un único elemento de este pasaje del evangelio con el que reflexionar acerca de la educación de nuestros hijos. La lectura completa y pausada de la pasión de Cristo arroja multitud de enseñanzas que nos pueden ayudar, pero sobre todas ellas una vez más sobresale el mismo Jesús, todo él, como modelo y ejemplo de vida a seguir.
En esta última etapa de su vida pública, Jesús vivió momentos por los que seguro nuestros hijos han de pasar: momentos de gloria y euforia, como la entrada en Jerusalén, frente a los de intensa soledad y angustia vividos en el huerto de los Olivos. Momentos de sentir a los amigos dando la cara por ellos, como hizo inicialmente Pedro con quienes venían a prender al Señor, frente a los de traición y abandono en que el mismo Pedro caería poco después. Momentos en los que alguien anónimo, cual cirineo, les preste una ayuda que los aliente en el camino, frente al sentirse juzgados y condenados por mantener unos valores y un estilo de vida… momentos en definitiva que configuran una vida misma y en los que deberían encontrar también en nosotros el ejemplo y el aliento para, al igual que Jesucristo, ponerse confiadamente en manos del Señor y encontrar en ÉL, y tan sólo en ÉL, el Camino, la Verdad y la Vida.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on abril 7th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

“ Yo soy la resurrección y la vida”
Con esta afirmación Jesucristo nos sitúa en la esencia misma de su mensaje: Él es la resurrección y la vida, y tan sólo creyendo en Él estaremos vivos y no moriremos para siempre. Es difícil trasmitir y hacer calar este mensaje en nuestros hijos, somos conscientes de ello, pero también es en este pasaje del evangelio donde se nos muestra un Jesús en su faceta más humana, más cercana: la de AMIGO, amigo capaz de llorar la muerte de aquel al que ama, amigo en el que siempre se puede confiar, amigo que siempre está, que siempre escucha, que siempre se acerca…
Posiblemente éste sea un camino más fácil para que nuestros hijos vayan acercándose al Señor y a su mensaje de conversión y quizás así, un día, Jesús los mire a los ojos, les cale el corazón y les diga uno a uno:
“ Yo soy tu resurrección y tu Vida”
Confiemos en ello.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on marzo 31st, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Un Evangelio más, Jesús vuelve a escandalizar a los que lo escuchan poniendo del revés el orden establecido. Jesús no tiene prejuicios, no le pone reparos a nadie. Ni busca ni necesita el reconocimiento social, acercándose a unos fariseos que eran la fuente de saber, la autoridad. Por el contrario, Jesús nuevamente SE ACERCA al ciego de nacimiento, al que pide limosna, al último, al invisible, al que es hasta la vergüenza de sus padres… se acerca a él y le devuelve la vista y con ello su dignidad de hombre completo, de hombre nuevo…un hombre capaz de enfrentarse a los poderes públicos y dar testimonio de su encuentro “sanador” y salvador con el Señor.
Quizá hoy ya no consideremos que el ciego está pagando sus pecados o los de sus padres, pero probablemente sí que seguimos manteniendo los mismos prejuicios que antaño, el mismo reparo a acercarnos realmente a los más desvalidos, a los que más nos necesitan, y con frecuencia buscamos el calor y la seguridad en nuestros modernos y particulares fariseos. Con nuestros hijos, en su día a día, en sus proyectos, en sus ilusiones, en sus miras de futuro… ¿nos dejamos llevar por lo que dicta nuestra sociedad y su “escala de valores” o luchamos contra toda marea para motivarlos y que encuentren en Jesús esa LUZ que les guíe en la vida y les sane de sus cegueras?

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on marzo 26th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Con frecuencia ha llamado nuestra atención una actitud de Jesús presente a lo largo de toda su vida pública, una actitud de la que el Evangelio de este domingo también se hace eco: Jesús SE ACERCA…
Jesucristo no entiende de prejuicios, de enemistades, de lejanías… Él siempre SE ACERCA…derriba barreras y SE ACERCA, mira a los ojos y hace brotar en nosotros lo mejor que tenemos, lo que nos hace hijos de Dios, lo que nos asemeja a Él. Y SE ACERCA con especial predilección a aquellos que habitualmente provocan más rechazo en nosotros, a aquellos de los que más lejos nos mantenemos…
Si nuestros hijos aprendieran del Señor esta actitud de acercarse al otro, a TODOS los otros, aunque no sean la más bonita de la clase, el que mejor juega al fútbol, la que gusta más a los chicos… encontrarían que es en el encuentro con el otro, con el hermano, donde se halla ese don de Dios que llena una vida y le da plenitud.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on marzo 18th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

Pedro, Santiago y su hermano Juan experimentaron en primera persona el bienestar y la felicidad que la proximidad de Dios genera. Ese encuentro con Dios se produjo en un determinado momento y lo vivieron unas personas concretas, pero no por ello queda limitado a estos apóstoles o a los discípulos que pudieron conocer a Jesús y acompañarlo en su predicación. A ese encuentro estamos llamados todos, sin excepción, y es incumbencia nuestra, como padres cristianos, la de facilitar a nuestros hijos el calor y los medios necesarios para que también ellos puedan vivir esa experiencia de encuentro con Jesús, capaz de cambiar la vida propia y la de quienes nos rodean.
Precisamente este segundo domingo de cuaresma celebra la Iglesia el día del seminario, jóvenes que, como Jesús les pedía a sus discípulos, se levantan sin miedo y acuden a su encuentro. Recientemente tuvimos oportunidad de escuchar a un sacerdote como la vida puso ante él numerosos caminos, pero de todos ellos el escogido es el que mayor satisfacción y felicidad le proporcionó. No debiéramos tener miedo de mostrar a nuestros hijos el camino del sacerdocio como vocación de vida, ni ser una rémora para que lo recorran aquellos que libremente se sientan llamados.

DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS

Posted on marzo 10th, 2011 in > DESDE LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS by admin

(matrimonio con dos hijos, trabajan ambos, pertenecen a movimiento conyugal)

La educación es una tarea exigente, exigente para los hijos como también lo es para los padres. Es una labor, en la que con frecuencia y como en cualquier otra faceta de la vida, bajo una vestimenta u otra, sufrimos la visita de numerosas tentaciones de cuyo acoso nadie puede librarnos. Tentaciones como la de sentirnos en posesión de la verdad, ejercitando un magisterio prepotente frente a su individualidad y su pequeña independencia. O como la de, por nuestro cansancio, molicie o comodidad, relajarnos en nuestras obligaciones y caer en una permisividad que ningún bien les reporta. O la tentación de pertrecharlos para un mundo sin Dios, descargando su mochila de unos valores cristianos que en no pocas ocasiones te lastran en la vida laboral tan competitiva..
No parece estar en nuestra mano dejar de sufrir tentaciones. Sin embargo, sí que depende de nosotros no abandonarnos a ellas y a ejemplo de Jesús permanecer fieles a los valores evangélico, encomendándonos a Él en la exigencia amorosa desde la que acometer la educación de nuestros hijos.

« Página anteriorPágina siguiente »